tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mie13122017

Última actualización02:22:47 PM GMT


Otro caso de represión a los trabajadores: Entrevista a Nacho, uno de “los 5 del Buero”.

  • PDF

Hoy en Tinta Roja publicamos una entrevista a Nacho, profesor de historia en un colegio de Alovera, Guadalajara, sindicalista de STE-CLM y perteneciente a los 5 del Buero, cuatro docentes y un activista represaliados por participar en una protesta contra los recortes en Castilla-La Mancha de Dolores de Cospedal y, a su vez, por interrumpir durante la protesta el pregón de las fiestas de Guadalajara.

Tinta Roja: Buenos días Nacho, comienza haciéndonos un resumen de lo que ocurrió el 7 de septiembre de 2011.

Nacho: Ya se había iniciado el nuevo curso y estábamos preparándolo. Habían sido asignados los profesores interinos a sus puestos de trabajo en los nuevos centros, y de repente llegaron noticias de que nos iban a subir las horas lectivas en más de un diez por ciento, de 18 a 20 horas. Suponía que inmediatamente había que rehacer todo lo que los servicios directivos habían planificado, que nuestros alumnos perdieran muchas horas de apoyo, que son también necesarias. Lo peor era que en aquel momento 800 profesores interinos iban a ser despedidos y otros muchos iban a cambiar de centro, incluso de provincia. Esto era un ERE totalmente ilegal. Nos obligaron entonces a mostrar toda la indignación que había en los institutos de educación secundaria.

En todas las delegaciones provinciales se convocaron concentraciones de urgencia. Cuando yo ese día entré y vi la pizarra en la sala de profesores sabía perfectamente dónde íbamos a estar esa tarde. Y allí estuve yo, como un profesor anónimo, como aspiro a seguir siendo en breve, realizando una protesta, juntándonos más de quinientas personas comprometidas con la educación. El edificio, previo a una fiesta en Guadalajara, estaba vacío, no había nadie y fue entonces cuando nos dijeron que las autoridades estaban en el pregón de fiestas que había en el Teatro Buero Vallejo.

Decidimos finalmente ir para allá. Fuimos tranquilamente y entramos sin ningún tipo de oposición policial. Recuerdo que cuando entré una persona de paisano se abalanzó contra mí, pero yo me la intenté quitar del medio y seguí hacia delante. Entonces vimos que salían otros colectivos, policías y bomberos, que también estaban reivindicando su protesta y ya habían acabado.

Nosotros éramos muchísimos más, había muchísima indignación y empezamos a zapatear, a dar palmas, a pedir la paralización de los recortes, a pedir la dimisión de la presidenta Cospedal. El alcalde nos decía que nos fuéramos, pero nosotros seguimos insistiendo, algunos profesores subieron por la rampa a la parte superior y allí había uno o dos policías y creo que alguno más de paisano que trataban de contener eso. Hubo unos momentos de tensión y de algunos gritos, pero sin ningún tipo de agresividad por nuestra parte. Menos de lo que puede ocurrir un día de rebajas en Primark.

Cuando bajábamos, uno de los señores de paisano, que resultó ser el teniente de alcalde, nos estaba haciendo una peineta y fingía dirigir una orquesta con nuestros coros. Buscamos un interlocutor para decirle qué hacíamos aquí. El alcalde se llevó un profesor para que le diera explicaciones, pero en seguida se acabó la interlocución. Entonces apareció por allí una mujer, la delegada del gobierno, y con ella sí que pudimos hablar. Nos dijo que aquella no era manera de hacer las cosas, que había que guardar las formas, y nosotros le dijimos que estábamos indignados, que habían despedido más de 800 profesores.

Y eso fue lo que ocurrió, hasta que en octubre recibí una citación judicial en la que se me acusaba de desorden público, desobediencia a la autoridad o resistencia a la autoridad, en total 4 años de cárcel. A varios compañeros también les había llegado y a partir de ahí empezamos a realizar acciones de difusión de nuestra causa.

Nosotros vimos claro que eso era un tema político. Durante un pleno municipal la persona que nos había hecho la peineta presentó una moción en la que se decía que habíamos actuado con muy poca educación, él precisamente, y se solicitaba que "se identificase a los responsables de los graves incidentes (...) y se imponga la sanción correspondiente", que en este caso es la que pide el ayuntamiento.

Nosotros estamos convencidos de que está inspirada por el ayuntamiento, porque lo dice el mismo jefe de policía, miembro de la acusación popular junto a seis policías, tres que se retiraron, y cuyo intendente declaró al Diario Dieciséis en 2013 que el ayuntamiento formuló los hechos y tramitó la denuncia.

TR: Desde ese 7 de septiembre de 2011 hasta ahora, ¿cómo se ha desarrollado todo el caso? ¿Por qué se ha demorado tanto?

N: Por un lado porque yo al final del acto fui identificado por una persona de paisano que me enseñó su placa. Él me dijo que no me lo iba a dar su número de placa, entonces yo intenté sacar el móvil para hacerle una fotografía y él me dijo que me iba a pegar "dos hostias y que me iba a romper el móvil".

El día 9 puse una denuncia y se archivó, pero cuando yo fui a preguntar qué pasaba diez meses después, pues yo ya sabía quién era el policía, descubrimos que estaba archivada y mis abogadas reabrieron la denuncia. Hubo entonces una pelea entre mis abogadas y el juzgado, porque decían que había pasado mucho tiempo de la denuncia, el mismo tiempo que pasó desde que él me la puso a mí.

Después de un tiempo discutiendo lo llevamos a la Audiencia Provincial, y fue allí donde se decidió dar carpetazo a la cuestión. Por otro lado ocurrió que la fiscalía no veía delito en lo que reclamaba la acusación popular, instigada por el ayuntamiento. La fiscalía hizo un escrito en julio de 2015 que dice que no puede confirmarse que los imputados hayan sido los autores directos o materiales de las señaladas lesiones. Dice la fiscalía que los denunciantes de la acusación popular en ningún caso pueden identificar a los agresores ni en qué grado les agredieron. Lo que parece es que más de quinientas personas estuvieron allí y hay policías que presentan partes de lesiones, por lo tanto los que fuimos identificados somos los culpables de las agresiones.

Ahora mismo no son los policías quienes tienen que identificar quién les agredió sino que somos nosotros quienes tenemos que demostrar nuestra propia inocencia.

TR: ¿De qué se os acusa en este momento?

N: La denuncia es la misma que presentó la acusación popular y diseñó el ayuntamiento: cuatro años de cárcel por desorden público y desobediencia a la autoridad, y por otro lado una policía reclama que se le reponga el valor de sus gafas de sol que perdió ese día por valor de 198€.

TR: ¿Creéis que se os utiliza como ejemplo de fuerza por parte de las autoridades existentes para atemorizar a aquellas personas que tienen el valor de protestar?

N: Eso está quedando cada vez más claro. Esto es un juicio puramente político. Es político porque este ERE que se les hizo a 800 profesores interinos, fue el primero de los grandes recortes sobre la Educación Pública de la presidenta Cospedal y había que atemorizar a los docentes antes de los siguientes recortes. Estos profesores fueron los primeros de 5.300 que perdió la educación es Castilla La-Mancha. Eran recortes sobre la escuela pública y era necesario contener una protesta en favor de la Educación Pública. No es solo que haya una crisis, sino que la crisis es un entramado para recortar en la enseñanza pública, el modelo más integrador que existe.

TR: ¿A quién crees que beneficia estos recortes sobre la Educación Pública?

N: Benefician a una serie de empresas privadas que quieren vivir de destruir la educación pública y favorecer la privada, que se corresponde con un modelo del neoliberalismo. Esto se demuestra cuando el 9 de julio de 2012 se firmó un acuerdo entre la consejería de educación, sindicatos y organizaciones patronales sobre las medidas para el mantenimiento del empleo en las escuelas de enseñanza privada y concertada, donde sí se mantuvo empleo.

TR: ¿Desde el cambio de gobierno en Castilla-La Macha en 2015 habéis notado algún cambio en lo que se refiere a la Educación?

N: Las condiciones del profesorado en CLM son iguales que en la época de Cospedal y se están conviniendo medidas ilegales. Siguen sin aparecer los apoyos necesarios de la educación. Ninguno de los grandes recortes de Cospedal se ha retirado, y el PSOE ha actuado en contra de las promesas que hizo y en relación al acuerdo de legislatura que firmó con Podemos. Además no se han reintegrado los profesores despedidos.

TR: ¿Qué actividades reivindicativas habéis llevado a cabo y seguís realizando?

N: Como Plataforma nos hemos dirigido a partidos políticos, sindicatos, organizaciones ciudadanas para difundir nuestra cusa. Se han interpuesto mociones en ayuntamientos y diputaciones de toda Castilla-La Mancha, y que se han ganado.

TR ¿Os habéis sentido arropados por la solidaridad?

N: Muchísimo. Nosotros no hubiéramos podido soportar esto si no hubiéramos tenido a tanta gente detrás. Es un caudal enorme de energía y fuerza que nos ha permitido poner en conocimiento todo lo que se ha hecho. Es una situación dura, y nos da mucha fuerza, ha sido un descubrimiento inmenso de solidaridad, para nosotros ha sido un respaldo muy importante.

El STE-CLM ha enviado a las juntas de personal mociones de apoyo a nuestra causa y se han ganado, lo que demuestra que el profesorado ve esto como algo propio. Hemos convocado actos en todas las ciudades de Castilla-La Mancha. Esto ha hecho que nuestro caso se visibilizara, nos ha permitido ir incluso a los medios.

El día 11 de febrero hemos convocado una manifestación que creemos importante y el día 14 hay una convocatoria de acompañamiento al juzgado para visibilizar nuestra causa y explicar que no se nos juzga a nosotros solos, se juzga a una protesta.

TR: ¿Qué esperáis de la manifestación del 11 de febrero?

N: Queremos que sea numerosa, y creemos que lo será. La gente está muy implicada y que hay mucha indignación. Esperamos que exteriorice el malestar de que estén juzgando a cinco personas por una protesta social, como ha ocurrido otras veces.

TR: ¿Qué esperáis a su vez del juicio? ¿Creéis que es posible la absolución?

N: Nosotros partimos de la base de que no se nos acusa de nada, simplemente de que estuvimos allí. Esperamos la absolución, ya que no podremos esperar otra cosa. Nosotros siempre defenderemos de que no cometimos delito en una situación donde ellos mimos definen qué es el delito, y podemos asegurar que no hemos cometido ningún delito, ni que tampoco los cientos de personas que entraron en el pregón conscientemente lo hicieran.

Para acabar, Nacho agradece la difusión del caso y nos convoca a la manifestación del 14 de febrero a las 10h en los Juzgados de Guadalajara, haciendo hincapié también en luchar contra la represión en todos los casos de represión.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook