tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mie14042021

Última actualización09:36:03 AM GMT


Del año 2014 aprendemos, en el 2015 lucharemos aún con más fuerza

  • PDF

El 2014 ha sido un año duro, con nuevos golpes a la juventud trabajadora y al estudiantado. A pesar de que nos quieran engañar, estamos en una situación peor que cuando terminábamos 2013. Pero de los ataques también hemos aprendido y podemos decir que estamos más fuertes que entonces.

Durante el 2014 se han desarrollado luchas que nos dan esperanza. Luchas que continuarán este nuevo 2015 y que llevarán a otras luchas aún mayores que plantarán cara a los intentos de llevarnos a la absoluta miseria. En un año que los CJC cumplimos nuestro 30 aniversario, ¡la juventud estará a la vanguardia fortaleciendo el frente obrero y popular!

........

Comienza el nuevo año entre intentos de la prensa por situar la crisis como algo superado, siguiendo así los dictámenes de una oligarquía que a golpe de reforma, privatización, guerra y represión, pretende apuntalar la estructura en ruinas y enferma de este sistema económico.

En cambio, la realidad es bien distinta. Cada año trabajamos más horas cobrando menos, nos resulta más difícil encontrar un trabajo estable y los precios en general siguen subiendo.

De manera inevitable también pensamos en amigos y familiares que ante la falta de oportunidades tuvieron que emigrar para darse de bruces con la precariedad y la explotación más absolutas a la que han de hacer frente miles de españoles en el extranjero. También en aquellos compañeros y compañeras que a lo largo de este curso han sido expulsados de sus centros de estudio ante la incapacidad de hacer frente al pago de las tasas. Una juventud que de manera generalizada sufre en sus carnes la dureza de este sistema que la somete y dirige a un atolladero sin salida.

Y no observamos que la realidad vaya a cambiar mucho en este nuevo 2015. La intención de la patronal y los gobiernos, al mandato de la UE, es continuar los golpes con el objetivo de implementar un cada vez mayor control: el Plan de Garantía Juvenil por el que trabajaremos gratis en empresas diciendo que son prácticas, la propuesta de reforma de ley educativa conocida como "3+2" y que reducirá los años del graduado de 3 a 2 haciendo que haya que pagar un máster, la puesta en marcha definitiva de la LOMCE en la enseñanza secundaria y la FP, la nueva ley de seguridad ciudadana que admite legalmente una mayor persecución política por parte de la policía...

Sin embargo, en la memoria colectiva quedarán importantes experiencias que nos dan grandes fuerzas en 2015 y en el que los jóvenes estamos llamados a ocupar un puesto transcendental.

No podemos olvidar la huelga de los trabajadores de Coca-Cola, que desde prácticamente el inicio del año pasado han demostrado cómo la unidad y la organización frente al enemigo de clase se traduce en importantes victorias. En su caso forzaron a los todopoderosos tribunales a declarar nula el ERE planteado por la multinacional, que a día de hoy sigue sin ejecutar la sentencia.

Tampoco la importante victoria de los trabajadores mineros de Minerplan, que siendo parte de una subcontrata consiguieron ser readmitidos en la empresa matriz cuando ésta cerró después de una larga lucha que también llegó a los tribunales. O la lucha de los obreros de Panrico, que comenzó a finales de 2013 y que en 2014 nos dejó importantes enseñanzas como la imprescindible unidad de la plantilla independientemente del centro de trabajo que sea y el amarillismo de las direcciones de los grandes sindicatos.

Tampoco podemos olvidarnos de los trabajadores de Laminaciones Arregui, en Vitoria, que ganaron el duro pulso a la empresa, así como otras luchas que aún siguen en marcha como las de Saint Gobain, los bomberos forestales, los servicios de transporte urbano de varias ciudades, Correos o la reciente batalla de los trabajadores encargados de la limpieza de Madrid Río que siguen adelante a pesar de las dificultades.

En otro plano, cabe recordar la heroica lucha de los vecinos del barrio de Gamonal, en Burgos, que consiguió paralizar las obras del Bulevar doblegando así los intereses de la burguesía local y demostrando que la lucha vecinal es el único camino contra la corrupción urbanística de los diferentes ayuntamientos.

En lo relativo al movimiento estudiantil, muy presente queda la huelga estudiantil de los días 26 y 27 de marzo, en la que ante la incapacidad de las fuerzas del oportunismo y el reformismo de organizar al estudiantado de todo el Estado y elaborar un programa reivindicativo al servicio de sus intereses reales y objetivos, diversas organizaciones comenzaron a dar los primeros pasos en pos de construir un auténtico sindicato unitario que superase las carencias del actual movimiento estudiantil.

A la huelga de marzo le siguieron otras que progresivamente consiguieron organizar al estudiantado en lucha por sus derechos. La última fue el 21, 22 y 23 de octubre y sirvió para demostrar la fuerza que han adquirido varios sindicatos regionales de toda España tras el I Encuentro Estatal de Unidad Estudiantil que se celebró los días 16 y 17 de mayo en Barcelona.

Si bien somos conscientes de que nos encontramos ante un punto de no retorno, de que 2015 no es el año de la recuperación, pues paro, miseria, explotación laboral y emigración seguirán formando parte del día a día, la Juventud Comunista, lejos de resignarse, seguirá avanzando con determinación y profundizando en el trabajo desde los barrios y los centros de estudio y trabajo.

Aún más que nunca con motivo del 30 aniversario de los CJC que celebramos este 2015, que nos lleva a asumir la responsabilidad de organizar a la juventud en la agudización de la lucha de clases que estamos viviendo y que tiene que servir para que la clase obrera tome el poder y organice una sociedad al servicio de sus intereses.

¡Por un año de luchas y victorias!

¡Unidos somos fuertes, organizamos invencibles!

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook