tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Sab10042021

Última actualización09:36:03 AM GMT


Expectativas y realidad cuando decides estudiar Derecho o Economía

  • PDF

Miles de jóvenes con inquietudes escogen el derecho o la economía cada año. Esperan aprender los fundamentos, las teorías, el origen de las leyes... Y, en cambio, luego se encuentran con contenidos que simplemente dan por hecho lo que ya existe sin plantearse en absoluto por qué es así.

Sin duda alguna esto se da porque la educación en el capitalismo solo puede favorecer a la clase burguesa y, por tanto, todas las enseñanzas están empapadas de ideología capitalista. Aunque para acabar con ella también hay que conocerla...

........

Lleno de ilusión por la novedad, por dejar atrás el estrés del bachiller y la selectividad, llega el alumno a la facultad. En la universidad espera que todo cambie, que mejore. Ha venido a estudiar lo que quiere, por fin.

Comienzan las clases. Está excitado al verse envuelto en un aula de casi 100 personas. Cantidad de nuevos compañeros a los que conocer y que compartirán momentos de su vida durante los próximos cuatro años.

Las presentaciones dan comienzo. Hay profesores que motivan más, otros que aburren a las piedras. En tal mes daremos tal, en el siguiente ésta otra cosa. Si el profesor es ameno aún puede convertir una asignatura espesa en algo decente, el problema es cuando tampoco colabora. Muchas veces las asignaturas no son más que una repetición de las lecciones sin ninguna explicación profundizada. Más en carreras como Derecho, el alumno debe asentir y asumir las premisas sin saber de dónde vienen. ¿Por qué las leyes son éstas y no otras? Se alude a la historia del derecho, pero no se explica a quién favorece, por ejemplo, la defensa de la propiedad privada.

¿Por qué? Porque no interesa. Y esto cada vez es más claro mediante la educación se mercantiliza más y más, una educación que corta de raíz la investigación propia por parte del alumnado. Solo aspira a formar trabajadores que actúen mecánicamente, sin pensar demasiado.

Si el alumno entró en una carrera como Economía para entender la esencia del sistema, de la economía, de las relaciones jurídicas, las diferentes teorías... estaba muy equivocado. Durante los próximos cuatro años estudiará ese sistema infalible e innegablemente superior (¿?) que es el capitalismo, el cual, sobre el papel, solo genera beneficio.

Aquí dependerá mucho más del profesor, pero en la mayoría de las veces el alumno se tendrá que morder la lengua y guardar su opinión en clase. De otra manera no conseguirá aprobar y tampoco se puede permitir pegarse la vida eterna en la universidad Constitución para arriba, Código Civil para abajo...

Así funcionan las cosas. La universidad a golpe de reformas y leyes, se aleja cada día más del progreso, si bien la universidad capitalista nunca estuvo en él. A medida que quienes la controlan (la burguesía monopolista) tienden a la reacción, ella también. La universidad no es otra cosa que un centro productivo de ideas y de mercancías. Un centro para formar su mano de obra, sus pseudo-intelctuales que luego ocuparán puestos importantes en la sociedad. Bueno, y otros tantos que terminarán trabajando como el conjunto de la clase obrera en empleos infames.

Esta es la realidad que los estudiantes de carreras ligadas a las ciencias económicas o al derecho han de afrontar. Los burgueses alimentan aquellos que defienden sus ideas, sus teorías, les pagan y promocionan, les dan un despacho y un sueldo a final de mes con el único fin de que sigan impartiendo clases "magistrales".

No pueden permitirse que la Universidad sea independiente, menos aún crítica con la sociedad capitalista. No se pueden permitir la existencia de intelectuales críticos con el sistema, menos aun si estos intelectuales pertenecen a la clase obrera y luchan por su emancipación.

Así pues, carreras que tratan materias tan importantes para la organización de la sociedad, como son economía o derecho, sólo aportan un punto de vista, aquel que beneficia a los de siempre, aquella forma de pensar que promete mucho para no cambiar luego nada, que mantiene sus interese intactos y en crecimiento.

Esta situación se ha venido agudizando todavía más con las medidas impuestas desde la UE: el plan Bolonia y Universidad 2015. Han desaparecido carreras y asignaturas consideradas superfluas, las matrículas se han reorganizado entorno a carreras más prácticas, más mecánicas, que se ajustaban más a sus deseos de explotación, por ejemplo, han impulsado fervientemente el Grado en Administración y Dirección de Empresas (ADE) o el doble grado que incluye la carrera de derecho.

La burguesía no necesita ni quiere teóricos profundos conocedores de la economía o del derecho, sólo quiere gestores para sus empresas y sus leyes, gestores, no quieren personas que innoven, que pongan en duda su sistema depredador.

En verdad, la economía y el derecho no son en sí conocimientos alienantes, nada más lejos de la realidad. Puede que las carreras universitarias u otros estudios estén copados por la ideología dominante, pero el conocimiento de las ciencias económicas o el derecho es una herramienta importante para el progreso.

Nosotros los comunistas entendemos el desarrollo histórico, esto es, económico, sabemos que debe llegar una nueva economía más racional, que no sea anárquica como la actual, una economía planificada por la sociedad para satisfacer todas las necesidades de esta sociedad. Esta nueva economía, que es más eficiente y productiva al abolir contradicciones sociales, al ser planificada, necesitará una nueva sociedad, o mejor dicho, creará una nueva sociedad y esta nueva sociedad creará también una nueva ley, una ley que ya no mire por intereses de la oligarquía, sino por los de la mayoría.

La Economía y el derecho son herramientas usadas por el burgués pero que también deben ser usadas por el pueblo para conquistar sus intereses de clase, para construir la sociedad comunista.

Por tanto, independientemente de la degradación o manipulación que haga la clase dominante de la economía y el derecho, esto es, independientemente de la voluntad de los explotadores, nosotros, la juventud de extracción obrera y popular debemos armarnos con estos conocimientos necesarios para conquistar nuestros objetivos revolucionarios.

Estudiar la esencia del capitalismo y sus leyes, lograr entenderlo, es necesario para poder superarlo.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook