tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Sab10042021

Última actualización09:36:03 AM GMT


La DGT, las autoescuelas y las aseguradoras van de la mano para sangrar las carteras de los jóvenes

  • PDF

A pesar del descenso, los elevados precios que se cobran para preparar los exámenes necesarios para la obtención del carnet de conducir, unidos al aumento del precio del combustible y del transporte urbano, además del empeoramiento de la calidad de este último, "inmovilizan" a la población.

........

Los jóvenes que intentan sacarse hoy en día el carnet de conducir pueden ver cómo este mundillo está sujeto a una intensa ansia de lucro por parte tanto de las autoescuelas como de la DGT. Los precios se han visto reducidos desde 2008 debido a la crisis, ya que antes había que pagar en ocasiones más de lo que te costaba tu primer vehículo de segunda mano pues a menudo superaban los 2.000 euros en cualquier ciudad del estado. Hoy en día el precio varía mucho sobre todo según factores, siendo el precio medio 850€ para quien aprueba a la primera pero se dispara para quien tiene que renovar papeles tras suspender dos veces uno de los dos exámenes y llega a los 1.500€ aproximadamente de media.

Pero el problema de las autoescuelas no es únicamente su precio base sino su carácter lucrativo y que impulsan a los matriculados a examinarse rápidamente del teórico que apenas les da beneficio (la mayoría de las autoescuelas ofertan las clases teóricas dentro del precio base por un tiempo largo o indefinido) y les frenan en las clases prácticas donde ponen unos precios totalmente sangrantes y que superan en muchas ocasiones los 25 euros por cada clase de 45 minutos. Si la media de clases recibidas por un alumno que aprueba a la primera son de 20 clases se calcula que sólo en clases prácticas se gastan de media los jóvenes 500 euros, precio que para nada es acorde con la calidad del servicio en el que de los 45 minutos frecuentemente más de la mitad del tiempo lo tienes que invertir en ir a la zona de examen.

Muy popular es el dicho de "en la autoescuela no te enseñan a conducir, te enseñan a aprobar, conducir se aprende después", algo totalmente cierto debido a que han llegado a un punto los exámenes de la DGT en el que el examinador busca el más mínimo error para suspender al examinado y así obligarle a "renovar papeles", lo que suma ya cerca de 200 euros más al ya elevado precio.

Pero el problema para los jóvenes no se queda únicamente en las ya citadas autoescuelas sino que una vez aprobados los exámenes, que cambian con frecuencia para hacerlos más difíciles, llega la hora de conseguir un vehículo y un seguro para el mismo. Los vehículos se pueden encontrar de muy diversos tipos y precios pero por poner un ejemplo un Seat Ibiza del año 2009 de segunda mano nos puede costar entre los 5.000 y los 8.000 euros dependiendo de la potencia y del kilometraje , un precio muy elevado para un joven que se verá obligado a coger coches muy antiguos y con muchos kilómetros lo que se traduce en una menor seguridad para el conductor y sus ocupantes.

En cuanto al seguro siguiendo con el ejemplo del Seat Ibiza podemos encontrar un gran número de aseguradoras dispuestas, supuestamente, a ayudar a los jóvenes en su primer seguro de coche, pero que a la hora de darle un presupuesto para nada tienen en cuenta sus condiciones económicas sino que aprovechan la excusa de que al ser noveles hay más posibilidades de que tengan que dar parte y les ponen precios elevadísimos. Eligiendo un portal de seguros al azar vemos como un seguro a terceros básico nos cuesta 1.151€ el primer año siendo el más barato pero si optamos por un tipo de seguro que nos cubra más cosas el precio ya se dispara llegando a los 2.595€ de un seguro a todo riesgo y que por mucho que estos precios se reduzcan aproximadamente un 40% durante los dos primeros años no dejan de ser precios inasumibles para un joven trabajador hoy en día .

El tema de los seguros no sería tan grave si no fuera obligatorio contratar un seguro privado para poder circular en lugar de facilitar un seguro público gratuito al igual que unos cursos públicos y gratuitos para sacarte el carnet de conducir, algo que para nada se puede consentir en el capitalismo debido a que los mismos propietarios de las aseguradoras de ganancias millonarias son dirigentes a su vez de un gran número de grandes empresas, prueba de que el capital cada vez se acumula en menos manos. Hay infinidad de ejemplos como Francisco Vallejo Vallejo, propietario del Banco Urquijo y durante muchos años consejero de Mapfre siendo elegido en 2013 vicepresidente de la empresa o Rafael Beca Borrego que atesora hasta 36 cargos en distintas empresas entre las que se encuentran: Mapfre, diversas constructoras y una empresa sobre inversiones.

Todo esto nos demuestra como el capital se infiltra y se lucra de las propias necesidades de la clase obrera obligando a los jóvenes a sacarse un carnet para poder trabajar y del que luego se va a lucrar gracias a las tasas de tráfico, las empresas de autoescuelas y las aseguradoras, todo a costa de los trabajadores como no podía ser de otra manera en el sistema capitalista.

 

Notas:

[1] Diferencias de hasta 701 euros en el coste medio del carné de conducir en veintinueve ciudades, FACUA, mayo de 2009

[2] Coches.net

[3] Datos sacados de Mutua Madrileña.

[4] Francisco Vallejo relevará en mayo a Francisco Ruiz como vicepresidente segundo en Mapfre, Bolsamanía, 21-12-2012.

[5] Cargos directivos de Rafael Beca Borrego, Empresia.es


Cristian Ferrer  es miembro del Comité de Redacción de Tinta Roja.

Otros artículos de este autor son:

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook