tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mie14042021

Última actualización09:36:03 AM GMT


Adiós al Juramento Hipocrático en la Universidad de Valladolid

  • PDF

El Juramento Hipocrático, que rechaza el aborto o la eutanasia, se obligaba a realizar por parte de los estudiantes de Medicina de la Universidad de Valladolid al terminar la carrera. Pero la lucha del movimiento estudiantil contra este juramento arcaico consiguió que desde el pasado se pueda hacer otro juramento mucho más moderno.

.........

A todos los estudiantes de Medicina nos suena el Juramento Hipocrático, realizado por los médicos desde el siglo V a.C, allá por los tiempos de Hipócrates. Dicho juramento es el que se viene haciendo desde entonces hasta nuestros días al graduarse en la carrera de Medicina, en el que básicamente se jura una serie de principios éticos para velar por la salud del enfermo y no darle daño o prejuicio.

Sin embargo, algo que no todo el mundo sabe es que también hace jurar al futuro médico no practicar aborto o eutanasia, algo totalmente desactualizado para la práctica y pensamiento actual. Por ello, y porque los tiempos cambian, se redacta en 1945 en Ginebra un nuevo juramento donde no se contemplan estas prohibiciones.

Nostálgicos de las tradiciones aparte, es lógico pensar que se permita jurar el segundo, puesto que hay compañeros que no están dispuestos a jurar premisas tan arcaicas y patriarcales como no realizar un aborto, decisión que sólo atañe a la mujer; y nosotros, como profesionales de la salud, hemos de ser capaces de poder proporcionárselo con seguridad. Por no obviar que ante la imposibilidad de abortar, ya sea por motivos éticos o legislativos, la mujer de extracción obrera y popular se ve condenada a sufrir prejuicios en su salud y a seguir el rol de madre y de función reproductiva dictada por el patriarcado; algo de lo que queda excluida aquella que se pueda costear una clínica privada. Esto lleva, en la mayoría de los casos, a que una mujer pueda abortar o no dependiendo de la clase social a la que pertenezca.

Pues bien, en la Facultad de Medicina de Valladolid, únicamente se realizaba el juramento clásico, hasta este último año en el que se permitió, tras meses de lucha incansable y trabajo por parte de la asamblea de estudiantes de la facultad, la lectura de ambos juramentos. Cabe destacar las reticencias y obstáculos que puso el decanato desde un principio, que sólo pudo ser superado tras meses de lucha consciente e implicada del movimiento estudiantil.

Una vez más queda patente, que solo a través de la organización y de la lucha incesante del movimiento estudiantil como futura clase trabajadora, el estudiantado va obteniendo los derechos que deberían ser irrefutables.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook