tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mie13122017

Última actualización02:22:47 PM GMT


¿Criar emprendedores? No, gracias.

  • PDF

Hoy en día todo el mundo habla de los emprendedores. No es extraño escuchar a ciertos personajes del panorama político, Albert Rivera sin ir más lejos, alabando a estos emprendedores y hablando de la necesidad de que existan más personas así. En los medios de comunicación estos emprendedores se nos muestran como verdaderos héroes y como si fueran el motor del desarrollo económico de los países, véase por ejemplo cómo se idolatra la figura de Steve Jobs. Estos medios a su vez normalizan este fenómeno de emprender, dándonos a entender que para que nuestros hijos lleguen a alcanzar la felicidad debemos criarlos de tal forma que cuando llegue el momento de que empiecen a trabajar lo hagan siendo emprendedores.

Pero ¿qué significa ser un emprendedor? Se denomina emprendedor/a a aquella persona que sabe descubrir, identificar una oportunidad de negocios en concreto y entonces se dispondrá a organizar o conseguir los recursos necesarios para comenzarla y más luego llevarla a buen puerto. La propia definición nos muestra el carácter capitalista de la palabra, pues nos dice que un emprendedor es básicamente un empresario "avispado" para generar negocios. Hoy en día se entiende por emprendedor a alguien que monta un negocio, pero ¿qué necesita para poder llevar a cabo su proyecto? La respuesta es clara, necesita capital, necesita una ayuda económica inicial que gustosamente se la brindarán los bancos privados, acechantes ante una gran posibilidad de negocio para ellos en caso de que el emprendedor no tenga éxito con su proyecto y lo pierda todo.

Lo cierto es que en España existe una tendencia de conseguir trabajo como funcionario y tener así el trabajo "asegurado", por eso es constante el bombardeo propagandístico que recibimos sobre emprender y los emprendedores. Un claro ejemplo de bombardeo propagandístico lo tenemos en la prensa de opinión, Carlos Megia escribe para El País: "Todos queremos ser emprendedores, relacionarnos con emprendedores y tener descendencia emprendedora. Silicon Valley es el nuevo Valhalla de los guerreros de la start-up en el que deseamos entrar guiados por las valquirias que se apellidan Zuckerberg, Jobs, Page, Musk o Bezos." El autor da por hecho que todos queremos llegar a ser unos grandes emprendedores y poder subirnos así al "carro del dolar", pero los y las comunistas no estamos por la labor, pues defendemos lo público por encima de lo privado y lo colectivo por encima de lo individual, por lo tanto no defenderemos nunca el engaño que supone en la sociedad capitalista el emprender. Pues para emprender los jóvenes deben endeudarse con los bancos, deben conseguir algún crédito para poder iniciar sus proyectos, y los bancos privados se aprovechan bien de la situación.

Es muy importante concienciar a los jóvenes desde pequeños para que florezca su vocación por el trabajo público, para que se sientan miembros de un todo y caminen unidos hacia la construcción de un mundo mejor, pero la realidad actual es que la forma de ver nuestro futuro laboral está siendo influenciada por el sistema capitalista para que nos convirtamos en seres individualistas, sin conciencia de clase y completamente expuestos a los peligros del sistema, por eso la maquinaria propagandística se encarga de que los propios padres inculquen estos valores capitalistas en sus hijos, tal y como se ve perfectamente reflejado en las palabras de Kristi Dosh recogidas por Carlos Megia en su artículo: "Hablar de dinero delante de los niños", "hacer las preguntas correctas", "llevar el trabajo al hogar" y "aprender que los fracasos se pueden superar" son algunos de los mantras que Kristi Dosh comparte con los lectores como receta para inculcar el deseo de emprender en sus descendientes.

Final,mente, este sistema intenta separarnos, y uno de sus métodos relacionado con el mundo laboral es el tema de los emprendedores, fomentándose un mundo laboral en el que no haya problema por pisar al compañero y en el que unos pocos tienen éxito (y los venden a la sociedad como héroes) y la gran mayoría de los que se embarcan en esos proyectos terminan fracasando. En definitiva, debemos criar a nuestros hijos para que sean felices, no emprendedores, y la única forma de conseguirlo en criando a nuestros hijos con los valores revolucionarios comunistas.


Fuentes:

www.definicionabc.com/economia/emprendedor.php

C. Megia. 22 Marzo 2017. El País. "Cómo criar a nuestros hijos para que sean futuros emprendedores"

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook