tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mar12122017

Última actualización02:22:47 PM GMT


Las dificultades de ser joven y tener un coche propio

  • PDF

Si bien ya es una gran dificultad sacarse el carnet de conducir para muchos jóvenes de extracción obrera y popular, todavía queda una losa más grande que echarse a la espalda, la adquisición de un coche propio y los costes que conlleva tenerlo. Dado que la gran mayoría de los polígonos industriales, sitos en las afueras de las ciudades no hay líneas de autobús o cercanías o las propias empresas, que no dan el servicio de bus a los trabajadores hacen plantearse (obligarse, diría yo) a los jóvenes que se incorporan al trabajo el comprarse un coche. 

Por experiencia, y después de dar muchas vueltas, como pedirles el coche a mis padres, familiares o amigos, hacer coincidir los turnos con éstos para que te puedan dejar y recoger en la fábrica, etc… Las circunstancias te obligan a tener que adquirir un vehículo del que disponer para ir a trabajar, porque tarde o temprano se te acaban las opciones y ya no digamos si la empresa te pide disponibilidad de coche propio… La adquisición de un vehículo propio supone un gran gasto para la juventud de extracción obrera y popular, pero el propio sistema capitalista nos obliga a ello, no es que sea un capricho.

Existen varios establecimientos y portales de internet en los que ver coches y consultar precios, pero dado que la mayoría de la juventud trabajadora no puede permitirse comprar un coche nuevo porque casi todos los contratos que nos ofrecen en muchos casos superan la precariedad y temporalidad optamos por la compra de segunda mano, buscando siempre relación calidad – precio. 

Al decidirse comprar un coche, lo mejor es mirar en todos sitios que podamos, ya que esta decisión no es algo a tomarse a la ligera, porque nos requiere cierta inversión en algo que puede superarnos económicamente. A continuación voy a señalar los sitios que he visto y visitado según mi experiencia antes de decidir comprar un coche para poder trabajar:

  • En internet hay infinidad de anuncios donde particulares venden su coche a muy diferentes precios. Puede que nos salga muy bien de precio, pero si no se tiene mucha idea de mecánica es una apuesta arriesgada, ya que nos pueden dar “gato por liebre” en la compra, además aun a pesar de que la ley fija la garantía en 6 meses en compra-venta de particulares, no hay seguridad de que cubra que el vehículo que hayamos adquirido nos haya salido con averías o piezas rotas.
  • Hay diversidad de concesionarios especializados que venden vehículos de ocasión, kilómetro 0 y nuevos. Aquí nos encontramos con vehículos bastante nuevos, que pueden ser muy caros para los bolsillos de la clase obrera joven. Pongo el ejemplo del modelo Fiat bravo del año 2008, con 70.000 km puede llegar a costar los 8.000€ aproximadamente. El adquirir un coche en estos concesionarios puede parecernos más seguro, pero aun ofreciéndote garantías y demás, si se decide comprarlo tienes que acabar financiándolo para pagarlo poco a poco, con lo que a no ser que tengas un trabajo seguro se puede pasar muy mal pagándolo, teniendo que vivir trabajando sólo incluso para pagar el coche, eso si no vives solo, ya que si así es, puede ser un coste brutal más añadido en tu vida.
  • En los concesionarios compra – venta encontramos vehículos a precios “más asequibles” por decirlo de alguna manera. Hay una amplia gama de vehículos de segunda mano que han sido reparados o vendidos a estos concesionarios, por lo que la variedad de precios es alta dependiendo de lo que se busque; suelen ir desde los 3000€. Esto ofrece cierta seguridad ya que al comprarlo tenemos garantía en cuanto a reparaciones o piezas rotas mientras dure ésta. También hay que andarse con ojo y que no nos vendan “una piedra” por coche o que el establecimiento se pase, en cuanto a reducciones de garantía, etc. En este caso, la ley fija la garantía en 1 año desde la compra del vehículo, que de demostrarse daños anteriores a la compra, se nos debe reparar gratuitamente los defectos, devolvernos el importe íntegro pagado o sustitución del coche por otro de mismas características.

Dependiendo de lo que elijamos, siempre nos vamos a encontrar con 2 opciones dependiendo de la capacidad de cada uno, que son, o comprar el vehículo de golpe si se tiene el dinero ahorrado o pagarlo poco a poco. Ahora bien, debemos añadir que una vez comprado el coche también vamos a tener más gastos, ya que se necesita de un seguro obligatorio y si eres menor de 25 sale muy caro aunque se ponga a pagar en varias veces, hay que pagar un impuesto de circulación anual que varía según la localidad, hay que pasar la ITV cada cierto tiempo dependiendo del vehículo, tiene que llevar un mantenimiento cada X kilómetros, cambiar las ruedas y sobre todo el consumo, hay que echar gasolina o gasoil para los desplazamientos.

Solo en grandes fábricas la clase obrera ha conseguido a base de luchar arrancar a las empresas el servicio de autobuses para que los trabajadores puedan acudir al puesto de trabajo. Un derecho más que según avanza la crisis Capitalista, la burguesía va eliminando para seguir manteniendo su beneficio repercutiendo de esta manera en el empeoramiento de las condiciones de vida de la clase trabajadora en especial en los jóvenes de extracción obrera y popular que empezamos a salir al mercado de trabajo.

 Debemos luchar en cada centro de trabajo por seguir manteniendo los servicios de autobuses a las empresas y por conseguir un transporte público de calidad que acerque a la clase obrera a las fábricas ya que no toda la clase trabajadora joven se puede permitir el lujo de comprarse un vehículo propio y poder mantenerlo.

 

Arturo M.

1.- www.facua.org

2.- www.autocasion.com


16072015

 

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook