tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mie13122017

Última actualización02:22:47 PM GMT


Incendio en Reus, un ejemplo del drama que vive la clase obrera.

  • PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

La pobreza es una enfermedad social que no siempre sale a relucir. Hoy en día miles de personas se ven abocadas en este país a la pobreza, y la sufren silenciosamente, sin luz, sin agua caliente, sin calefacción, sin casa, sin comida... Es el drama de la clase obrera que los medios de comunicación se encargan de ocultar y del que solo las cifras dan testimonio.

Así, en 2015, el 16,5% de la población sufría una carencia material, esto significa que cumplía por lo menos tres de las siguientes condiciones:

• No puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año.

• No puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días.

• No puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada.

• No tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos.

• Ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, comunidad...) o en compras a plazos en los últimos 12 meses.

• No puede permitirse disponer de un automóvil.

• No puede permitirse disponer de un teléfono.

• No puede permitirse disponer de un televisor en color.

• No puede permitirse disponer de una lavadora.

La situación se agrava entre la juventud, 20,1% de los jóvenes menores de 16 años y 22,7 % de los jóvenes entre 16 y 24 años sufren carencia material en sus vidas cotidianas, y los datos no parecen indicar ningún tipo de mejorar, es decir, estas cifras son, literalmente, el presente y el futuro de la juventud trabajadora.

Los monopolios han cargado la crisis sobre los hombros del pueblo, así, los trabajadores ven como su salario se reduce, los pequeños empresarios observan impotentes como los sus comercios son incapaces de competir con grandes empresas, como el precio de la vida aumenta...

Recientemente el INE mostró que los salarios en España habían perdido un 10% de su capacidad adquisitiva desde el comienzo de la crisis, los pensionistas, a su vez, han visto como se reducían sus pensiones. En definitiva, las rentas de la población, esto es, los ingresos de las familias, han disminuido hasta un punto en el cual su consumo diario se ha visto afectado.

No es de extrañar, ante la falta de beneficios, que las grandes empresas, con la complicidad del gobierno, hayan tratado de recuperar sus ganancias a través de recortes y privatizaciones, lo cual se traslada a la calle en forma de pobreza.

Una pobreza que muchos hogares aguantan en heroico silencio, algunos reciben limosnas del sistema (ayudas del gobierno para pagar la luz, el banco de alimentos...), otros ni eso. Es el sonado caso de la mujer de 81 años que murió en un incendio en Reus. Al parecer la multinacional Gas Natural Fenosa; un gigante comercial que extiende su capital por Europa, Latinoamérica, África, Asia y Oceanía, olvidó informar a las autoridades de que cortaba el suministro eléctrico a esta señora de Reus.

Lo terrible de este sistema no es que la gran empresa (cuyos principales accionistas son Repsol y Criteria Caixa, la cual pertenece a su vez al banco LaCaixa) no cumpla su deber de informar cuando corta la luz a alguien (de tal forma que el gobierno está informado y puede actuar) sino que una empresa con beneficios millonarios le está dejando a una persona sin un recurso básico para la vida humana, y lo hace de forma legal.

Deberíamos hacer una reflexión ¿Cómo es la vida de una mujer de 81 años que vive sola y sin electricidad? Imaginad vuestra vida sin electricidad, sin luz, sin calefacción, sin microondas, cocinando con gas, por supuesto sin ordenador o teléfono...

Sin embargo, no es un caso aislado, esta mujer de Reus no está sola en su desgracia, en 2015 más de seis millones de personas tuvieron problemas para pagar la luz en España, da la casualidad que las empresas energéticas españolas destacan a nivel mundial (Iberdrola, Repsol, Gas Natural Fenosa...) pero paradójicamente miles de hogares no pueden pagar sus servicios, en España. Es la paradoja habitual en el capitalismo, en el cual se produce riqueza en abundancia a la vez que se genera pobreza, también en abundancia.

Pues bien, era necesario este drama, en el cual una señora muere en un incendio provocado por las velas con las que intentaba iluminar su hogar, para que los medios de comunicación se hicieran eco de la pobreza de este país.

De cualquier modo, no nos llevemos al engaño, simplemente han denunciado esta situación en tanto que es una mercancía más que vendernos, un producto televisivo perfecto para abrir los telediarios un par de días, y ya está. Ahí se acaba la pobreza en este país, en un par de telediarios, por lo menos hasta que otra persona sea asesinada por este sistema que priva a los trabajadores de los medios básicos para la subsistencia humana.

Los monopolios crearon la crisis, y con ella la pobreza la cual ha venido para quedarse.


 Fuentes:

Instituto Nacional de Estadística (INE): http://www.ine.es/inebmenu/indice.htm

http://www.lamarea.com/2015/05/28/mas-de-seis-millones-de-personas-tienen-problemas-para-pagar-la-luz-en-espana/

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook