tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Jue22082019

Última actualización09:36:03 AM GMT


Kukutza: Defender lo nuestro no es un delito

  • PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

El pasado 22 de octubre se conocía la noticia.

El juzgado de lo penal número 3 de Bilbao ha condenado a 9 meses de prisión y a un total de 84.000€ de multa a Markel, militante del PCPE en Euskal Herria y a otros 18 acusados de desordenes públicos por defender un modelo cultural de barrio, centrado en las necesidades locales concretas de Rekalde, barrio popular bilbaíno.

Kukutza era un gaztetxe (centro social okupado). Funcionaba como espacio libre, ocupado y autogestionado. Desde su origen se ofreció al barrio para llenar el vacío de las instituciones públicas en temas culturales y de ocio. Impulsaban todo tipo de actividades, entre otras, colectivos de viviendas, grupos de danza, escalada, biblioteca, comedor, taberna, serigrafía, teatro, artes marciales, instalaciones para elaboración de cerveza, etc.

En 2011 se ordenó su desalojo. Sobre las cinco de la mañana, un operativo de la Ertzaintza integrado por "muchos efectivos" iniciaba el desalojo a golpe de maza. Pasadas las seis de la mañana se iniciaron incidentes en el exterior del edificio, con lanzamientos de piedras y ladrillos a las patrullas y cruce de contenedores. La Ertzaintza realizó varias cargas y detuvo a un total de 30 personas por desórdenes públicos. Así mismo identificó a varias personas, una de las cuales tuvo que ser trasladada al Hospital de Basurto con heridas de carácter leve.

Sin embargo, el abogado de los acusados, ha recordado que "hoy es el día que el solar (Kukutza) continúa exactamente igual y por las manifestaciones que han hecho los responsables de Cabisa, que es la empresa propietaria del terreno, no tienen ninguna intención construir en ese terreno en ningún momento".

Por otra parte es necesario remarcar que lo que esta sentencia busca, una vez más, es condenar la solidaridad con un modelo concreto de organización vecinal, que es opuesta al modelo cultural vigente y que permite abrir espacios de gestión propios.

El Partido Comunista en Euskal Herria (EK-PCPE) ha calificado este proceso de "una sentencia política". Así mismo denuncian que la condena se ha producido sin pruebas firmes, con el único argumento de que la sola presencia en Rekalde ya supone un indicio de haber participado en los incidentes producidos en la tarde y la noche del día 23 de septiembre de 2011.

"Estábamos sentenciados antes de que se produjera el juicio. Si no nos han metido para dentro es porque no han encontrado pruebas suficientes y si nos han bajado algo ha sido por el retraso que ha tenido el juicio, 4 años. Por ganas nos hubieran metido a todos para dentro." sentencia Markel.

Esta sentencia no hace más que ahondar en los problemas que existen en nuestros barrios y también en los barrios de Bilbao, producto de "una política municipal que fomenta instalaciones deportivas y culturales de pago y gestionadas por empresas privadas o participadas, que ofrece una nula oferta cultural popular, que margina y perjudica a los trabajadores y trabajadoras".

Por todo ello demandamos la total absolución de Markel y los otros 18 condenados por defender la cultura popular en los barrios.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook