tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Dom22092019

Última actualización09:36:03 AM GMT


El "vehículo propio" como requisito laboral

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El requisito de "vehículo propio" se exige a los trabajadores para tener por parte del patrono plena disponibilidad de sus movimientos, en nombre de la conocida "flexibilidad laboral". Pero, aparte, resulta complicado que un joven trabajador disponga de vehículo propio con el elevado coste que supone tanto su mantenimiento, como el carnet de conducir.

Muchos jóvenes en situación de paro hemos visto en numerosas ofertas de trabajo el requisito que se nos pide para poder acceder al empleo del "vehículo propio". También hemos sido muchos los que por falta de vehículo propio hemos dejado de optar a ese trabajo. Esta situación es algo que muchos jóvenes sufrimos y en el siguiente artículo quiero analizar el por qué de este requisito laboral y la dificultad que tenemos los jóvenes de extracción obrera y popular para cubrir este requisito.

El hecho de que la burguesía exija a sus obreros que adquieran un vehículo propio está directamente relacionado con la situación de flexibilidad laboral y de explotación a la que nos lleva la clase capitalista de este país durante largos años y que cada día se agudiza más.

La burguesía quiere disponer de sus obreros donde y cuando sea. Si el burgués quiere que mañana vayas a trabajar muy lejos de tu casa de madrugada, tu tienes que poder hacerlo sin tener que depender del transporte público o de otro compañero que te lleve. Quiere disponer del obrero las 24 horas del día, que con su vehículo propio el obrero vaya a donde el empresario le diga y si no lo hace será despedido. El vehículo propio no es más que una herramienta más para explotar a la clase obrera y ponerle más grilletes. Además, este requisito del burgués ayuda a contaminar más el planeta ya que merma el uso del transporte público.

Para un joven parado de extracción obrera y popular, acceder a conseguir el carné de conducir es algo que en muchas ocasiones se torna imposible, y ya no digamos el adquirir la propiedad de un vehículo. El carácter privado de la totalidad de autoescuelas elevan el precio del carné de conducir a niveles en los que un joven que acabe de finalizar sus estudios o esté estudiando en ese momento no pueda en la mayoría de los casos sacarse el carné de conducir. Esta situación se empeora si quieres acceder a una profesión de conductor. En esta situación los precios del carné para conducir autobuses o camiones se elevan mucho más que en el del coche.

Debemos luchar por que la formación para adquirir el carné de conducir sea pública y gratuita. La clase obrera ha de ser libre de elegir si usa el transporte público o privado, sin que ésto pueda ser una barrera para acceder a un trabajo.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook