tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Dom22092019

Última actualización09:36:03 AM GMT


La juventud es utilizada por los patronos para bajar los salarios

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Las condiciones especiales de contratación para los jóvenes perjudican al conjunto de la clase trabajadora porque ejercen una influencia a la baja sobre los salarios generales. Las medidas aprobadas que se hacen pasar por positivas para la juventud porque incentivan su contratación, como el Plan de Garantía Juvenil, en realidad están perjudicándola.

La juventud de extracción obrera y popular en el Estado español está siendo sobreexplotada, eso nadie lo duda. Nos expulsan de la Universidad, nos quitan plazas en las FP, nos hacen realizar prácticas en empresas en las que no cobramos ni un duro, mantienen a un número elevadísimo de jóvenes en el paro y así un largo etcétera. Y, aún hay más, la burguesía nos contrata a los y las jóvenes por salarios irrisorios y encima: ¡reciben ayudas por ello! No conformes con robarnos el valor de nuestro trabajo, también se lo roban al resto de la clase obrera a través de estas ayudas del Estado que van directamente a los bolsillos del empresario.

Es, entonces, cuando nosotros como trabajadores y trabajadoras nos preguntamos desde una posición de lucha de clases. ¿En qué benefician estas "medidas especiales de la juventud" a la burguesía y en qué perjudican a la clase obrera?

Desde la lógica burguesa tratan de hacernos creer que se está ayudando a los y las jóvenes y no; no es así. A la juventud se le paga menos, se le rebaja el precio de su fuerza de trabajo; por un lado porque la burguesía se aprovecha de la excusa de la crisis capitalista para dejar a la juventud obrera sin derechos y, entonces, se vuelve muy barato contratar a un joven (por no decir gratis en el caso de los becarios) y, por otro lado; el capitalista quiere recuperar el dinero que ha tenido que dar (a regañadientes) al Estado en forma de impuestos y éste, a su vez, se lo devuelve en forma de ayudas, de incentivos económicos a la contratación como descargas a la cotización, etc.

Otra de las razones por las que la burguesía se ve interesada en la contratación de la juventud obrera mediante estas "medidas especiales" es la de utilizar a la juventud como fuerza de choque para reducir el precio de la fuerza de trabajo, pero no sólo de la juventud, sino también la de ¡toda la clase obrera!, pues estas condiciones de precariedad de la juventud influencian a la baja las condiciones generales. Ejemplos prácticos serían los empresarios que prefieren meter becarios en sus empresas antes que a trabajadores cualificados puesto que a los primeros les pueden pagar una miseria y así ganan más dinero. Otro ejemplo sería ver a un trabajador en edad adulta bajando cuasi-voluntariamente la cuantía de su sueldo para ser contratado por un empresario, puesto que es: "o me bajo el sueldo, o contratan a un joven por menos dinero", que encima estará contentísimo de recibir su primer sueldo por bajo que sea.

Esto no es algo nuevo, el que la burguesía utilice a un sector del proletariado para llevar al resto de sectores a una bajada general de sueldos y de reducción de derechos. Ya después de la crisis del petróleo de los años 70, vemos un cambio productivo del sector industrial al sector servicios en el que los trabajadores de servicios sufren una gran desprotección laboral, sobretodo, tras la deriva revisionista del movimiento comunista que va menguando el factor subjetivo de la necesidad del partido, reflejado en el sindicalismo, en donde vemos ya la tendencia constante al pacto social, en oposición a la lucha de clases. Estos trabajadores y trabajadores del sector servicios se ven desprotegidos ya que no existe una lucha sindical y política que defendiera sus intereses, que los protegiera de la patronal. Encima, sumamos el problema de que es precisamente a este sector servicios al que más masa obrera se le une, como por ejemplo, la integración de la mujer en el mercado laboral y las nuevas generaciones juveniles de los años 70 que pocas posibilidades iban a tener de entrar a trabajar en el sector productivo industrial.

Ya en connivencia con la explotación capitalista de la juventud y de la clase obrera en general, aparece nuevamente la figura del reformismo y la socialdemocracia haciendo creer a la clase obrera que la juventud es un colectivo aparte, distinto del resto del proletariado. Con sus políticas incentivan esas "medidas especiales" para la clase obrera más joven, abogando por ayudas para la contratación juvenil, situándola en una escala distinta, etc. que lo único que logran es la perjudicar al resto de trabajadores y trabajadoras.

Si algo debemos tener claro, es que la lucha de la juventud obrera y de extracción popular es la lucha de toda la clase obrera, puesto que al fin y al cabo la única diferencia es un elemento de edad. Los jóvenes proletarios debemos organizarnos en Comités de Unidad Obrera (CUO) junto con toda la clase obrera, golpeando todos como un solo puño.


Joaquín Ávila es Responsable Político de los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) en Gran Canaria.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook