tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Dom22092019

Última actualización09:36:03 AM GMT


Una radiografía del movimiento estudiantil y sus perspectivas

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El movimiento estudiantil ha de superar muchos problemas que han lastrado su avance durante las últimas décadas. En primer lugar es necesario superar la "dirección" por parte del ficticio Sindicato de Estudiantes y, en segundo lugar, romper con el reformismo organizado en torno a Estudiantes en Movimiento. La construcción de un sindicato a nivel estatal se muestra cada día más cómo la fórmula superadora.

El movimiento estudiantil español arrastra una serie de problemas que impiden su desarrollo y que deben ser afrontados para lograr vertebrar una resistencia popular frente al desmantelamiento de la educación pública como un derecho y su transformación en un producto del que el capitalismo pretende obtener beneficios.

La división del movimiento estudiantil, así como la existencia de estructuras que no son reconocidas por el estudiantado combativo, son los grandes escollos a los que la lucha estudiantil se enfrenta en su vertiente organizativa. Uno de estos males es el Sindicato de Estudiantes; estructura fantasma, sin presencia en los centros de estudio y que desde la figura del Cojo Manteca, allá por el año 1987, no tiene un representante o dirigente reconocido. Este "sindicato", con claras conexiones con el PSOE y otros elementos antipopulares, al desconocer las dinámicas del movimiento estudiantil y no existir de forma real, se dedica a convocar huelgas fantasmas, apoyadas por los "mass media", y que provocan la desmovilización de las y los estudiantes, tal y como ocurrió en la pasada convocatoria de huelga estudiantil para el día 20 de noviembre. Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que el Sindicato de Estudiantes no actúa como defensor de los derechos del estudiantado, sino que es un instrumento utilizado por la burguesía para encauzar la rabia del estudiantado, distraerlos y provocar su desmovilización.

El otro actor que dice trabajar a nivel estatal, cosa dudosa por su capacidad real, y que se proclama representante del movimiento estudiantil, es Estudiantes en Movimiento (EeM). Pero... ¿Qué es EeM? ¿Un sindicato? ¿Una coordinadora de asociaciones? Lo cierto es que esta estructura, que nace de las entrañas del reformismo y el oportunismo español, nunca ha tenido una vocación de masas real, y en más de 3 años, no ha evolucionado hacia una estructura democrática y combativa. Sus postulados están cada vez más cerca del reformismo más recalcitrante, no avanzando en las reivindicaciones hacia una educación pública, gratuita, de calidad y al servicio del pueblo, y "exigiendo", nótese la ironía, la vuelta a la educación de hace 6 años, con el estado de Bienestar como mayor consigna y reivindicación. Lo curioso de todo esto, es que en muchas de las sucursales territoriales de EeM tienen postulados y reivindicaciones más avanzadas, lo que las aleja cada vez más de la dirección de EeM y provoca que compañeros de lucha que veían con buenos ojos esta organización, lo vean ahora como el parapeto del oportunismo español, donde tratar de instrumentalizar la lucha estudiantil. Como dice el refrán, cuando rio suena, agua lleva.

Si él SE convoca huelgas fantasmas, EeM, al perder la escasa capacidad que tenía de convocatoria, y al ser cada vez más cuestionado como herramienta legítima a nivel estatal, no le queda otra que retirar de forma sistemática las diferentes convocatorias que realiza, y para muestra un botón. El pasado 21 de Noviembre, convocó una huelga estudiantil. Pocos días más tarde, esta fue desconvocada y quizás tú, lector, te estés entrando ahora de que esta existió.

Todo aquel que lucha y acude a las movilizaciones conoce la marea verde, la marea blanca, la marea roja... Es cierto que éstas han logrado movilizar a parte del Pueblo trabajador y los sectores populares, pero no debemos olvidar que las únicas herramientas que la clase obrera y sus hijos e hijas tienen para defender sus derechos a través de la lucha es el movimiento sindical clasista, el sindicato estudiantil clasista y, a la vanguardia de los conflictos, el Partido Comunista.

Si esto no es así, se corre el peligro de caer en eclecticismos, como en el caso de las mareas, o con posturas alejadas de la lucha que exigen volver al estado de Bienestar como solución a los recortes en educación, sin analizar que es una necesidad del capitalismo para tratar de revertir su tasa de ganancia. Este caso se da en la Plataforma por la Defensa de la Educación Pública, donde la socialdemocracia y el oportunismo luchan entre sí, sin ver las verdaderas necesidades de la lucha a nivel estudiantil y educativo.

¿Cuáles son las necesidades del movimiento estudiantil? En primer lugar un giro y un avance en las reivindicaciones más inmediatas, en clave anticapitalista, exigiendo una educación pública, gratuita y de calidad, una educación que el capitalismo agonizante no nos puede ofrecer. Es necesario abandonar las posturas de regreso a la educación de hace unos años, ya que ésta no va a regresar. Debemos denunciar la base de los recortes, auspiciados por la UE, el FMI y el BCE y saber que luchar por la educación pública y gratuita es también luchar contra el capitalismo como sistema. En esta clave es en la que la Juventud Comunista interviene en las asociaciones estudiantiles, y mediante la cual, aporta su pequeño granito de arena a la construcción de un bastión contra el capital en cada centro de estudios.

La historia no da pasos atrás y lo que ayer era valido hoy ya no es suficiente. Es necesaria la vertebración de un verdadero sindicato estudiantil a nivel estatal, que supere las divisiones ficticias de corte nacionalista, construido desde la base, donde las asociaciones de centro sean, como en caso de las asambleas de trabajadores, el lugar de decisión, donde la democracia se vea en su forma más directa. Solo de esta manera lograremos avanzar, dando legitimidad a esta nueva estructura, para que sea reconocida como suya y como herramienta valida en la lucha diaria.

Este artículo está publicado en el número 23 de la revista Tinta Roja, que puedes descargar pinchando aquí.


Guillermo De Tuya es Responsable de la Comisión de Movimiento Estudiantil del Comité Central y miembro del Buró Político de los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC).

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook