tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Sab21102017

Última actualización04:16:00 PM GMT


La vida en de un joven trabajador español en Irlanda

  • PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

La experiencia de los jóvenes españoles que marchan a trabajar en el extranjero puede ser útil para otros muchos que también se plantean hacerlo ante la falta de opciones aquí. Pero también sirve para denunciar los problemas que existen en estos países extranjeros, especialmente en lo relativo a cómo los inmigrantes españoles viven ahí.

Artículos semejantes ya publicamos en anteriores meses. Pueden consultarse en la sección "Explotados por el Mundo"

........

Trabajar en Irlanda se ha convertido en la realidad de muchos jóvenes españoles que ven un negro futuro en España y se ven obligados a probar suerte en el extranjero. Son muchos otros los que tienen pensado probar suerte en el país atraídos por la facilidad de idioma (hablan inglés, aunque el gaélico es aún considerada primera lengua oficial), la moneda común y la posibilidad libre de entrada como ciudadano europeo. En este artículo hablaré de las ventajas e inconvenientes que tiene la vida de un trabajador español allí, intentando acercar una realidad no tan lejana para la mayoría de la juventud obrera y popular de nuestro país, la cual puede verse forzada a la emigración en cualquier momento.

Una de las primeras cosas que me llamó la atención cuando empecé a trabajar en Irlanda (en una de las llamadas FCT, prácticas no remuneradas al terminar tus estudios de grado medio o superior) es el horario laboral irlandés. En España la mayoría de los trabajos tienen turnos de mañana o tarde, empezando a las 7-8 y saliendo a las 14-15. En Irlanda, por el contrario, las jornadas de trabajo comprenden hasta mitad de la tarde, siendo la hora normal de finalizar el trabajo las 17 o 18. Dan fe de esto los atascos que se forman en el centro de la ciudad con todos los trabajadores volviendo a sus casas. Hay un descanso para la comida (lunch), aunque por ejemplo en mi trabajo (empresa de equipamiento audiovisual) no se come a una hora fija, normalmente se come cuando se puede y pocas veces he visto a mis compañeros descansar una hora seguida. Este horario de mañana y parte de tarde es algo muy inculcado en su cultura, donde se les antoja raro salir del trabajo a las 3 y ya no volver. Según me comentó un compañero de trabajo, aquí la jornada laboral es de 48 horas semanales. Es decir, trabajan de lunes a sábado ocho horas diarias. Es algo que debemos de tener muy en cuenta, sobre todo para trabajos en el sector servicios (como restauración).

El sueldo en Irlanda es muy bueno, si lo comparamos con España o el resto de Europa. Son unos 1300 euros por una jornada completa. No obstante, antes de ponerse a dar saltos de alegría hay que saber que la vida en Irlanda es muy cara. Un billete de bus en el transporte público vale unos 2,50€ (alquilar el servicio de bicicleta pública es una opción muy recomendable), una habitación individual en un piso zona centro unos 500€ al mes, una pinta en un bar unos 4-5€, etc. La cesta de la compra se encarece bastante respecto a España, por lo que si al final hechas cuentas, no hay tanta diferencia al final de mes entre lo que gastas y lo que ganas. Igual que en España, básicamente.

Uno de los apartados más negativos a la hora de venir a vivir a Irlanda, o probar suerte una temporada, es la sanidad. En Irlanda la sanidad NO es pública. Aunque seas ciudadano de la Unión Europea y tengas la tarjeta sanitaria europea, tendrás que pagar. Además, el servicio médico deja mucho que desear, con colas de horas en los hospitales. Para que os hagáis una idea, por una gripe o problema menor en el que España acudimos al médico de cabecera de la seguridad social, aquí debemos acudir a uno de pago (como los dentistas o podólogos en España), cuya consulta nos costará unos 50 euros. Además, los medicamentos que nos receten también son más caros que en España, por lo que conviene traerse en la maleta cada vez que vengamos al país. Si vamos a ir una temporada definida (erasmus, prácticas, trabajo provisional...) lo mejor es sacarse un seguro médico en España que te cubra los gastos a posteriori. Si nos vamos a quedar trabajando en Irlanda, la empresa o nosotros tendremos que buscarnos un seguro privado. Este es sin duda uno de los puntos más negativos del país.

Hemos dado unas pinceladas a algunos de los aspectos más importantes para un trabajador español en Irlanda: jornada laboral, salario/coste de vida y sanidad. Los trabajadores españoles en Irlanda conocerán todos estos aspectos y muchos más, pero espero que hayan servido para aquellos jóvenes que se plantean emigrar a este país.

El problema fundamental no es el hecho de emigrar a uno u otro país y trabajar fuera de tu hogar; hay quien le gusta conocer otras culturas, mejorar su idioma, etc. El problema de todo esto es verse obligado a salir a trabajar a Irlanda, Reino Unido, Alemania...porque en tu país la crisis capitalista te obligue a marcharte para comer.


AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook