tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mar18122018

Última actualización09:36:03 AM GMT


Deporte

El deporte y la cultura, fuera del alcance de la juventud: ¿por qué son bienes de lujo?

  • PDF

Por todas partes se nos proyecta como modelos de éxito a grandes deportistas o famosos cantantes que dedican su vida al deporte o a la música porque -según parece- son buenos en su oficio y se desfogan en largos e intensos entrenamientos o ensayos. ¿Pero qué nos encontramos en la realidad cuándo los jóvenes queremos practicar un deporte o desarrollar alguna actividad artística? Clases o cursos carísimos; falta de equipamiento e infraestructuras; escasas posibilidades de desarrollar una carrera profesional sin la inversión de grandes recursos o, para compensar esta carencia, entregarnos como propiedad a empresarios del mundo del espectáculo…

A nadie le cabe en duda que el desarrollo intelectual y físico del ser humano, especialmente en las etapas de la juventud, es fundamental para la formación de una personalidad y organismo sanos. Numerosos son los artículos, cada vez más novedosos, en los que expertos en salud, desde médicos y nutricionistas hasta psicólogos, recomiendan el ejercicio habitual, una buena alimentación y la dedicación de un tiempo diario a la lectura u otras actividades culturales. Las revistas dedicadas a estos temas llenan estanterías de kioscos y librerías, teniendo un gran público.

AddThis Social Bookmark Button

Leer más...

Deporte y socialismo: el deporte como derecho

  • PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

Quizá uno de los aspectos más apasionantes del marxismo no sea simplemente cómo la socialización de los medios de producción supone un cambio material radical para una sociedad, sino los cambios aun más radicales que tienen lugar a consecuencia de esas nuevas condiciones materiales y de las nuevas relaciones sociales de producción. El socialismo no sólo genera, sino que exige para su perpetuación y avance una nueva concepción del ser humano, de su cultura, de su educación, de sus relaciones interpersonales... Es por esto que la educación y la cultura en los países socialistas no sólo ha sido una prioridad en cuanto a inversión y universalización, sino que es cualitativamente muy diferente de la educación que se procura en los países capitalistas. Si en estos últimos priman la competencia, el individualismo, la elitización, y la educación hiperespecializada orientada a ser una pieza más del mercado laboral, la sociedad sin clases que supone el socialismo requiere para su funcionamiento de una educación y unos valores dirigidos hacia lo colectivo y a la formación integral de cada persona en todos los ámbitos posibles.

AddThis Social Bookmark Button

Leer más...

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook