tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Jue17102019

Última actualización09:36:03 AM GMT


Modena City Ramblers, no renegamos del viejo camino

  • PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Cantar la revolución no es tarea fácil. No es fácil ensamblar las exigencias de la industria discográfica, para ganarse el pan de cada día en tanto que músico, con la combatividad y el mensaje revolucionario. No es fácil retratar las condiciones de vida de la clase obrera y denunciarlas y, a pesar de éxitos y fracasos, no renunciar a letras comprometidas. Como no es fácil, hoy queremos hacer un pequeño homenaje a la banda italiana Modena City Ramblers.

........

Igual que Banda Bassotti, de los que hablamos hace unas semanas, Modena City Ramblers han conseguido popularizar una música que hable de la clase obrera italiana, de sus preocupaciones y su realidad. Portando por temática el problema de la mafia, el fascismo, la precariedad laboral, sus letras nos llaman a implicarnos, aunque no entendamos bien la lengua italiana. Un mensaje combativo a ritmo de folk, como la buena música irlandesa, incluyendo ritmos de ska que nos refiere de su carácter popular. Una base sencilla, emotiva y folklórica pero a su vez elaborada, ¿qué mejor para invitar a la revolución?

El primer tema de los "caminantes de la ciudad de Módena" que queremos hoy recomendar tiene un origen más lejano que el de la banda, que empezase sus andanzas a principio de la década de 1990. La canción de trasfondo político Contessa fue originalmente compuesta por el cantautor revolucionario Paolo Pietrangeli y se convirtió en uno de los himnos de las revueltas obreras y estudiantiles del mayo del 68 italiano, así como del llamado "otoño caliente" del año siguiente, conocido así por la extensión de la conflictividad laboral y su represión. Así, Contessa narra la historia de una huelga que hacen "cuatro ignorantes" que se sienten explotados, reclamando una aumentación salarial. Al llegar la policía, los "harapientos" gritan más fuerte y son brutalmente reprimidos, corriendo entonces la sangre. Ante esta historia, desgraciadamente corriente, la canción llama a la revolución avisando que "si el viento ya soplaba, ahora lo hace más fuerte. Las ideas de revuelta no mueren nunca". Se anima así a la clase obrera a "coger la hoz y traer el martillo"

(Pincha en la imagen para escuchar la canción "Contessa" de Modena City Ramblers)

Otro de sus temas más conocidos es el de I Cento Passi. Inspirada en la película homónima de Marco Tullio Giordana, se alude a la historia de la Sicilia desde los años 1950, gobernada por la mafia, con complicidad del poder local y estatal y de la población, oprimida por la ley del miedo. El personaje de Peppino Impastato representa una ruptura con esta resignación, al envolverse de una ideología comunista, y resultando asesinado en mayo de 1978 tras presentarse como candidato a las elecciones. Este homenaje a Impastato habla de un revolucionario en cuyos ojos "leíamos la voluntad de cambio, voluntad de justicia que le llevaría a luchar", y que aunque "podía como tantos otros elegir y marcharse, al contrario, decidió quedarse con sus amigos, la política, la lucha del partido", denunciando hasta arriesgar su vida que "la mafia es una montaña de mierda" contra la que "debemos rebelarnos".

 

(Pincha en la imagen para escuchar la canción "I cento Passi" de Modena City Ramblers)

La última canción a la que hoy hacemos referencia tiene nombre de mujer. Mia Dolce revolutzionaria está dedicada a la fotógrafa Tina Modotti, emigrante en Estados Unidos a los 17 años y miembro del Partido Comunista en México desde 1927. Tina Modotti participó en los años 1930 en el Socorro Rojo Internacional, se alistó en el Quinto Regimiento durante nuestra Guerra Nacional Revolucionaria y trabajó con las Brigadas Internacionales. Así, con una melodía que nos puede también recordar a los corridos mexicanos, se presenta a Tina Modotti como una revolucionaria comprometida, que "creía en un ideal puro, en el rescate de la masa, oponiendo la lucha de clases frente al compromiso burgués y la paz social".

(Pincha en la imagen para escuchar la canción "Mia dolce rivoluzionaria" de Madena City Ramblers)

Las historias de los huelguistas de 1968, de Peppino Impastato o de Tina Modotti, entre tantas otras han sido así popularizadas por Modena City Ramblers. Historias de hombres y mujeres conscientes y luchadores que debemos recordar y de los que gracias a la música podemos aprender para rendirles el mejor homenaje posible, continuar su camino. Porque, parafraseando un verso de la última canción aludida, tanto ellos, como Módena City Ramblers, y hoy nosotros alzamos el puño y no renegamos de nuestro viejo camino.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook