tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Vie07082020

Última actualización09:36:03 AM GMT


Jazz: el reflejo de la lucha de clases en Estados Unidos (I)

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

En esta ocasión, "Música y revolución" de Tinta Roja os traemos el primero de dos artículos que narran una pequeña introducción a los orígenes del Jazz, un estilo, o conjunto de estilos, que en la actualidad es muy minoritario, pero que en sus orígenes y durante prácticamente todo el siglo XX tuvo un profundo carácter popular.

Antes de continuar leyendo, es importante entender que los diferentes estilos del Jazz no se suceden de manera mecánica, naciendo uno mientras otro muere, sino que unos nacen y se desarrollan dando lugar a otros, conviviendo durante décadas y cambiando continuamente.

El Jazz tal y como se conoce no es más que el reflejo de la lucha de clases. Como casi la totalidad de los estilos que se escuchan hoy en día, tiene su origen principalmente en el Blues, un estilo que se consolida tras el final de la Guerra Civil Americana, pero nace antes de ésta, nace de los esclavos africanos secuestrados de su tierra, principalmente África Occidental, para trabajar en los campos de algodón, de tabaco, las minas, las construcciones de infraestructura ferroviaria, propiedad de una burguesía americana en auge que requería de la esclavitud para poder competir con la economía europea, y que trabajaban de sol a sol, en las condiciones más inhumanas imaginables y bajo los continuos maltratos y vejaciones del capataz.

Más concretamente, los inicios del Blues se sitúan en los campos de algodón de Louisiana, donde los esclavos negros, casi de manera natural para tratar de amenizar las eternas jornadas de trabajo forzado, cantaban las denominadas "Canciones de Trabajo" ("Work Songs") mezclando cantos y ritmos africanos tradicionales con los himnos religiosos que adoptaron, de manera obligatoria, junto con la religión cristiana una vez llegados al continente americano.

Un ejemplo muy gráfico lo tenemos en el tema "Black Woman" del disco "Negro Work Songs & Calls" (pincha en el título para reproducir).

También el siguiente vídeo nos ayuda a imaginarnos cómo nace el estilo: "Todo es Blues".

Tras la abolición de la esclavitud en los nuevos Estados Unidos de América, aunque las condiciones de vida de la raza negra no cambiaron prácticamente en nada, ya que siguieron sufriendo una terrible explotación y el racismo extremo (inculcado desde la clase dominante estadounidense a la clase obrera americana blanca para justificar dicha sobreexplotación), los negros comenzaron a tener acceso a instrumentos musicales, lo que provocó que a finales del siglo XIX se consolidase el Blues como estilo musical y naciera el Ragtime, ya con influencias de la música clásica europea. Como hemos dicho anteriormente, la historia del jazz va de la mano de la historia de la lucha de clases, y la tónica principal del desarrollo y evolución de este estilo es que surge de las capas más bajas de la clase obrera estadounidense, casi siempre de raza negra, y que al extenderse es apropiado por las discográficas y las bandas blancas para explotarlo y comercializarlo. De hecho, el primer compositor de Ragtime fue William Krell, de raza blanca, con su tema "Missisipi Rag", aunque el principal exponente del Ragtime lo encontramos en Scott Joplin, hijo de esclavo, que nunca pudo grabar sus composiciones; su obra más famosa es "The Entertainer". Como figura más destacada del Blues, aunque más moderno, nos encontramos a Robert Johnson, nieto de esclavos: "Cross Road Blues".

Derivado de estos estilos surge a principios del siglo XX el Mainstream, nacido en los suburbios más pobres de Nueva Orleans de la mano de King Oliver con su "Creole Jazz Band", y que se considera el primer estilo de jazz principalmente por la introducción de la improvisación. Tras el cierre de Storyville y el éxodo de los músicos de Jazz de Nueva Orleans a Chicago, este "estilo Nueva Orleans" es directamente copiado e imitado por bandas blancas de Chicago, apoyadas por la burguesía dominante y por las discografías vetadas a los negros, surgiendo de esta manera lo que ellos autodenominaron Dixieland o "estilo Chicago", luego viéndose influido por la música contemporánea europea, y comenzando así las pugnas entre negros y blancos, un reflejo más de la lucha de clases: la clase obrera reivindica una música que les pertenece contra una burguesía que ve en el nuevo estilo una oportunidad más de explotación y enriquecimiento. De la "Original Dixieland Jass Band", de Chicago, con músicos blancos originarios de Nueva Orleans, es la primera grabación de Jazz de la historia, en 1917. La discográfica para la que hicieron esta grabación fue Víctor Records, actualmente propiedad del monopolio de la industria musical Sony Music. Más tarde destacarían Eddie Condon y Bud Freeman. Para los músicos negros a principios del siglo XX, solo existía oportunidad de actuar en burdeles, circuitos teatrales y locales exclusivamente para negros; incluso bien entrados los años treinta, los productores solo dejaban a los negros el camino de grabar en los llamados "Race records", una especie de sellos discográficos exclusivamente para negros. También en Nueva Orleans empieza a destacar uno de los pilares principales del jazz: Louis Armstrong.

Es precisamente Louis Armstrong quien, en 1924, crea el Swing casi sin darse cuenta al incorporarse a la banda de Fletcher Henderson, dando lugar al popular estilo que triunfó durante las siguientes dos décadas, y realizando sus grabaciones de manera independiente: "The Stampede". Sin embargo fue el clarinetista Benny Goodman quien se llevó los laureles cuando en 1938, tras su histórico y memorable concierto en el Carnegie Hall de New York, fue bautizado por los monopolios de la comunicación como "El rey del Swing", tocando las composiciones que Fletcher Henderson creó con anterioridad en su banda: "Sing, sing, sing". Una vez más, apoyándose esta vez en la discográfica Columbia (también en la actualidad perteneciente a Sony Music), la burguesía blanca se apropia de un estilo para enriquecerse con él. Destacados músicos del Swing son también Glen Miller, Duke Ellington y Count Basie, y fueron épicas las colaboraciones entre Duke Ellington y Louis Armstrong: "It Don't Mean a Thing (If It Ain't Got That Swing)". El estilo se despopularizó a partir de 1945, con la disolución de más de 50 big bands profesionales consecuencia de la crisis estructural del capitalismo que se sufría en esos años, pero siguió evolucionando y aumentando su riqueza musical, y por lo tanto alejándose cada vez más del gran público; a la burguesía no le interesa música elaborada, que requiera grandes inversiones en trabajo y educación musical para el gran público, cuanta más sencilla, más barata de realizar y de distribuir entre las masas, más ganancias recibirá la clase dominante. Un tema representativo de esta evolución, aunque de ya entrados los años 60, es "Basie Straight Ahead" de Count Basie.

Es por todo esto, porque el jazz es una música del pueblo y para el pueblo, en contraposición a los estilos actuales de música barata, extremadamente sencilla y pobre musicalmente, que la burguesía inculca a las capas populares como "música popular", extendiendo la propia moral capitalista y enriqueciéndose con ello.

(La segunda parte se publicará dentro de dos semanas)

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook