tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Lun16122019

Última actualización09:36:03 AM GMT


La música también es un arma. El Coro del Ejército Rojo

  • PDF
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 

¿Para qué necesitaría un ejército un coro, una orquesta y un grupo de danza? Y concretamente, ¿de qué le servía al ejército soviético disponer de un conjunto musical y artístico? ¿Para qué gastar dinero en músicos y bailarines? La música juega un importante papel en casi todos los aspectos de nuestra vida, y para la guerra (como en política) cualquier arma es buena.

La fama y el prestigio de los que a mediados de los años cincuenta gozaba el Coro del Ejército Rojo a nivel mundial se fueron labrando poco a poco a través de los años desde que en 1928 doce soldados actores, un octeto, un acordeonista, dos bailarines y un recitador pasaron a integrar el primer conjunto musical del ejército soviético. Su primer director artístico fue Alexander Alexandrov, músico y director de origen campesino que a lo largo de su vida logró forjar una gran carrera en su campo, hasta el punto de que fue él mismo quien compuso el famoso himno de la Unión Soviética.

La música logra transmitirnos estados de ánimo y nuevas energías cuando requerimos de ellas en momentos de flaqueza. Los dirigentes comunistas sabían esto y siguiendo una política de potenciación del campo artístico decidieron que un coro oficial del ejército podría servir como aliciente para los trabajadores y soldados de la Unión Soviética. Así, en 1929, tan sólo un año después de su formación, el Coro del Ejército Rojo realizaba una gran gira por los territorios del este del país, con conciertos destinados a los trabajadores que en ese momento estaban destinados allí para la construcción del ferrocarril. Crear música al alcance del pueblo trabajador se había convertido en una prioridad para el Estado.

Con este tipo de conciertos el coro ganó una gran popularidad en su país, y en 1933 ya contaba con trescientos componentes en sus filas, todos ellos soldados. Fue en esa época cuando el conjunto fue galardonado con la Orden de la Bandera Roja, luego renombrado como "El Conjunto del Ejército Rojo dos veces premiado con la Orden de la Bandera Roja de la Unión Soviética".

El estilo musical que desarrollaban era variado dentro del ámbito de la música clásica. El repertorio del conjunto incluía estilos diversos como las canciones populares, los himnos y las arias de ópera. Además, incluían composiciones que servían para transmitir la ideología comunista mediante sus letras y actuaciones. Algunas de las piezas de mayor fama dentro de su repertorio musical son el Canto de los remeros del Volga, Katyusha, Kalinka o Avemaría.

Quizás su papel más destacado se produjo durante la Segunda Guerra Mundial, periodo en el que el coro fue utilizado para entretener y elevar la moral de las tropas que en ese momento luchaban contra el fascismo. Durante la guerra realizaron más de mil quinientas actuaciones en ambos frentes soviéticos, tocando para las tropas que estaba a punto de ir a la batalla, en retaguardia, o en campos de aviación y en hospitales. Una guerra no se gana tan sólo con armamento y munición; los ánimos, la energía de los soldados y la comprensión del motivo por el que se lucha también son factores fundamentales para ganar la batalla. El Coro del Ejército Rojo era un arma más en la lucha contra las tropas de la Alemania Nazi.


Como no es lo mismo describirlo que sentirlo a continuación se muestran algunas de las obras musicales del Coro del Ejército Rojo. Escuchándolas podemos intentar comprender lo que podía sentir un soldado soviético horas antes de ir a la batalla contra los enemigos del comunismo.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook