tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Lun19082019

Última actualización09:36:03 AM GMT


La cumbia: cuando mover los pies era símbolo de rebeldía

  • PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

 

Si en Colombia te dicen que eres un "pata cumbia" es que andas cojo. Esta expresión tiene un origen muy concreto, el mismo que el baile del mismo nombre: la cumbia no es sino el baile que los esclavos y esclavas que, teniendo atados sus pies, movían sus cuerpos al ritmo de la música levantando levemente las rodillas a partir de sus caderas.

La voz "cumbé" significa "danza" en una de las lenguas de origen africano habladas en Colombia. Sin embargo, en esta expresión melódica y corporal confluyen la cultura negra, la indígena y, en menor medida, la europea. De esta fusión cultural nació un ritmo y un baile que desde mediados del siglo XX comenzó a extenderse por todo el continente. Hoy hablamos de cumbia argentina. salvadoreña, uruguaya, chilena, peruana, ecuatoriana mexicana etc., tratándose de una danza bien conocida, y que más allá de sus connotaciones folklóricas, es conocida a nivel mundial.

Sin embargo, ¿cuál es el origen de este particular baile? Colombia fue uno de los países más afectados por el llamado comercio triangular, aquel establecido por los españoles en el siglo XVI. La trata de esclavos africanos llevados a América solamente fue abolida legalmente en 1821 en este país y en 1852 se decretó su libertad, siempre y cuando el Estado pagase una indemnización a sus propietarios. Así, durante tres siglos millones de seres humanos fueron arrancados de sus casas para ser directamente explotados y despojados de toda libertad e igualdad. Con una esperanza de vida ínfima debido a las durísimas condiciones de vida (por llamarlo de alguna manera) y habiendo perdido sus raíces culturales, los esclavos africanos de Colombia se pusieron a bailar cumbia.

El proceso es bastante lógico. A partir de un ritmo marcado por flautas, tambores y maracas y teniendo sus pies encadenados, ante la limitación del movimiento, la cumbia parte de las rodillas y las caderas. Al igual que otros ritmos y danzas de origen similar, como el jazz, estas melodías fueron extendiéndose por la costa pacífica mediante fiestas improvisadas en las que se unían otros instrumentos de cuerda. Fue así como esta particular comunidad creo uno de sus signos culturales, a su vez como rebeldía a un sistema que no les consideraba personas, pero también como modo de expresión y de identidad.

Hoy en día la cumbia es uno de los bailes más populares e identitarios de Colombia y de toda América Latina. Parte del folklore, la cumbia es bailada por miles de hombres y mujeres de una decena de países, cada uno con sus peculiaridades. Pero junto a esta cumbia tradicional, ya clásica, en la que la fusión de culturas sigue marcada recogiendo los ritmos y movimientos africanos e indígenas y los vestidos de corte europeo colonial, nuevos tipos de cumbia están siendo creados por los nuevos explotados, no ya por los esclavistas, sino por el sistema económico capitalista.

Nuevos subgéneros, como la cumbia protesta o la cumbia proletaria se sirven de estos ritmos para llamar a la Huelga General, para enunciar su rabia y su hartazgo por las condiciones sociales impuestas, la falta de pan y trabajo, la inaccesibilidad a los estudios...

Su mezcla con otros ritmos como el reagge ofrecen llamadas a la revolución como la canción que AlboRosie dedicase a la Cumbia de la Revolución. También el ska se ha hecho hueco en la fusión con la tradición cumbiera, e incluso desde México se ha dedicado una cumbia al escritor García Márquez, encontrándonos así con uno de las expresiones musicales más prolíficas latinoamericas y que gracias a nuevas expresiones como la cumbia proletaria, la cumbia guerrillera o incluso la cumbia feminista, sigue haciendo mover los cuerpos y las consciencias de aquellos que la bailan.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook