tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Jue22082019

Última actualización09:36:03 AM GMT


Entrevista a Daniel Tomaselli, joven cantautor revolucionario

  • PDF
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 

Hoy desde Tinta Roja entrevistamos a Daniel Tomaselli, un joven cantautor, que desde Andalucía se sirve de su guitarra y de su voz para contarnosla realidad y protestar contra ella. 

Tinta Roja: ¿Quién es Daniel Tomaselli?

Respuesta: Un joven estudiante de Historia, de familia trabajadora, que escribe canciones y lucha por transformar la sociedad.

TR: ¿Cómo surge "Tú a Bruselas, yo a Vallecas" (ya conocido como "El baile de la Coleta"?

R: Es una historia curiosa. Iba a celebrar el fin de año con algunos compañeros de clase que desde que los conocía se consideraban revolucionarios pero que, en pleno auge de la nueva socialdemocracia, comenzaban a simpatizar con Podemos. Siempre he pensado que la música es una herramienta útil para concienciar, así que compuse esta canción para -entre broma y broma- hacer un poco de lucha ideológica. Pero estaba pensada solo para ese día, todo lo que vino después fue casualidad.

TR: ¿Qué es lo que te llevó a cantar y componer?

R: En un primer momento fue la inquietud puramente artística y la necesidad de expresión de un chico de 15 años al que le resultaba más sencillo contar algo sobre sí mismo cantando que sentándose y hablándolo cara a cara. Más tarde, al comprobar los estragos que la crisis capitalista generaba en mi entorno comprendí muchas cosas y me di cuenta de que la misma gente que te ignoraba si le hablabas de política cuando te oía cantar se sentaba y escuchaba.

TR: Tú te defines como un cantautor, ¿con qué dificultades se encuentran los cantautores hoy en día? ¿Supone una dificultad añadida el carácter revolucionario?

R: A día de hoy cualquier músico de extracción popular se encuentra con la dificultad inicial de la escasez de espacios para mostrar al público lo que hace. En la mayoría de las ciudades hay pocos locales preparados para ofrecer música en directo y por si eso fuera poco los distintos gobiernos no paran de poner trabas para evitar que los artistas toquen su música en la calle. Los cantautores tenemos la dificultad añadida de cargar con la etiqueta de aburridos o trasnochados. Si además haces canciones de crítica social imagínate... en algunos lugares te "recomiendan" que no cantes muchas de protesta.

TR: ¿Dónde aprendiste a cantar y tocar la guitarra? ¿Es el conservatorio accesible tanto económica como socialmente a los jóvenes de extracción obrera y popular?

R: Aprendí en mi casa. Mi hermano me enseñó a tocar lo básico en la guitarra. Lo de cantar es simplemente grabarte e ir limando los defectos.

Está claro que lo aconsejable para cualquier músico es ir a clases. Yo no tengo prácticamente conocimientos teóricos sobre música y eso te limita mucho en la práctica. El problema es que la mayoría de jóvenes de familias obreras no pueden permitirse acudir a escuelas de música, y mucho menos a un conservatorio.

TR: Además de usar la canción como arma de protesta, ¿de qué otras formas luchas contra el capitalismo?

R: Evidentemente la lucha a través de la canción no es suficiente. Los problemas que afectan a la clase trabajadora y a sus hijos/as hacen imprescindible la lucha organizada desde lo más concreto hasta lo más general. Como estudiante que soy participo activamente en la Coordinadora de Estudiantes de Málaga (CEM) para luchar por una educación pública y gratuita, y como hijo de trabajadores milito en los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC), para combatir la raíz de todos los problemas que nos afectan; el capitalismo.

TR: ¿Qué sacas en positivo de tu experiencia militante en CJC en cuanto al carácter de tus composiciones?

R: Esa es una pregunta que requiere una reflexión algo más profunda, pero en líneas generales diría que la militancia revolucionaria te hace crecer en todos los sentidos. Es una aprendizaje constante, tanto teórico como práctico. Teniendo en cuenta que el artista y el hombre son la misma persona siempre ocurre que cualquier crecimiento en lo personal afecta a lo artístico y viceversa.

TR: ¿De qué otros artistas ha tomado o toma la inspiración Daniel Tomaselli?

R: Son muchos los artistas que de una u otra forma te influyen, no solo músicos, también poetas, escritores etc. No obstante si tuviera que señalar algunos diría que los que más han marcado mi forma de entender y de hacer música son Silvio Rodríguez y Alejandro Filio. El primero de ellos no solo revolucionó desde mi punto de vista el género canción sino que ha sido y es un revolucionario, un ejemplo en todos los sentidos. Por su parte Alejandro Filio es un defensor a ultranza de la canción popular y fue quién me enseño que el artista tiene la obligación de sensibilizar, concienciar y comprometer.

TR: ¿Animarías a otros jóvenes con inquietudes artísticas a expresarse y usar el arte como arma de protesta?

R: Por supuesto, creo necesario aprovechar cualquier espacio de lucha y opino que un artista no es del todo completo si, como dijo Celaya, no toma partido hasta mancharse.

TR: ¿Cuál es tu visión para el futuro?

R: Como cualquier otro joven de extracción obrera y popular la sensación que resume mi visión del futuro es la incertidumbre. Está claro que lo que más me gusta en este mundo es hacer canciones pero apostarlo todo a intentar vivir de la música, dada la situación que vivimos, es una auténtica temeridad. Mi objetivo es seguir tocando donde me dejen al tiempo que completo mis estudios con la esperanza de superar unas oposiciones.

Si algo tengo claro es que la situación que vivimos, de absoluta precariedad laboral, es insostenible y que es tan importante para la juventud formarse para poder acceder a un trabajo como organizarse y luchar para crear las condiciones necesarias de dignidad y estabilidad en el mercado laboral.

TR: Un placer, Tomaselli. Muchas gracias por la entrevista.

R: Gracias a vosotros, el placer es mío.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook