tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Lun03082020

Última actualización09:36:03 AM GMT


Citizenfour, señalando al Gran Hermano

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Este viernes en Tinta Roja recomendamos Citizenfour, un documental con atmósfera de thriller político dirigido por la estadounidense Laura Poitras, acerca del caso Edward Snowden, el ex-empleado de la CIA que pasó a convertirse en enemigo público número uno del gobierno de los Estados Unidos al filtrar documentos que revelaban su plan de espionaje mundial.

........

Citizenfour es un documental dirigido por Laura Poitras que nos traslada a la habitación del hotel Mira, en Hong Kong, donde, a finales de mayo de 2013, un ex-trabajador de la CIA y la NSA llamado Edward Snowden filtró en una entrevista a The Guardian diversos documentos clasificados como "alto secreto" que revelaban información acerca del programa de vigilancia mundial llevado a cabo por el gobierno de los Estados Unidos. Asistimos así al encuentro que Poitras y el periodista Glenn Greenwald mantuvieron con el joven informante durante ocho días en la habitación de su hotel, donde explica qué le ha llevado a tomar semejante decisión, valora qué tipo de consecuencias puede conllevar la misma y alerta al espectador acerca del modelo de sociedad distópica que corremos el riesgo de construir si permitimos que algo tan fundamental como nuestra privacidad se vea violado a diario por el Gobierno de turno.

Citizenfour utiliza el caso Snowden para hablarnos del clásico antagonismo entre el ciudadano de a pie y el todopoderoso Estado, que, como si de una pesadilla orwelliana se tratase, pincha nuestras llamadas, accede a nuestros e-mails y controla cada uno de nuestros movimientos. Además, a pesar de ser un documental, lo cierto es que la narración de Poitras convierte esta historia real en todo un thriller político de espionaje que nos mantendrá sobrecogidos en nuestra butaca a lo largo de las casi dos horas de duración de la cinta. No en vano, lo que presenciamos en Citizenfour es ni más ni menos que la consumación del delito en tiempo real. Es decir, estaremos con Snowden desde el preciso momento en que está dispuesto a conceder la entrevista y revelar los secretos, y permaneceremos junto a él viendo cómo la opinión pública, los medios de comunicación y las diferentes autoridades gubernamentales digieren el asunto. La tensión que se respira es sobrecogedora y el estrés experimentado por Snowden extremadamente contagioso. Especial atención merece, en este sentido, el aspecto físico del joven, quien asegura sentirse capaz de lidiar con la situación pero cuyas ojeras y falta de apetito parecen atestiguar todo lo contrario.

Uno de los aspectos más de agradecer de este oscarizado documental es el hecho de que la sensación de paranoia lo inunda todo, y que, llegados a un punto, poco importa que lo que se nos está contando sea una fiel construcción de los hechos o que los productores se hayan tomado ciertas licencias para alcanzar determinadas cotas de espectacularidad; el hecho fundamental es que, como película, Citizenfour funciona a la perfección y, en cualquier caso, sirve como reflexión en torno al papel de las telecomunicaciones y el poder de las nuevas tecnologías en nuestra sociedad.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook