tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mar04082020

Última actualización09:36:03 AM GMT


Cancionero Popular Revolucionario.

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Como bien es sabido, la música popular siempre ha sido un modo de expresión del sentir del pueblo que la ha creado sirviendo tanto para transmitir información relevante y enseñanzas como para lanzar "recados" o difundir sentimientos e ideas en ellas, muchas veces escondidos en las letras para pasar hasta cierto punto desapercibidos ante las autoridades.

........

En concreto, en el cancionero de los siglos XIX y especialmente el XX, podemos encontrar gran variedad de obras populares, en su gran mayoría anónimas, que ejemplifican perfectamente cómo la clase obrera y las capas populares usaron magistralmente esta herramienta para la lucha ideológica, desde "En la plaza de mi pueblo" que figuraba en un cancionero popular recopilado por Federico García Lorca hasta "El Quinto Regimiento" o las múltiples versiones del "Ay, Carmela" cantado originalmente por los guerrilleros españoles contra las tropas napoleónicas a principios del S XIX. Podemos encontrar también otras importadas por los luchadores internacionalistas como las italianas "Bella Ciao" y "Avanti Popolo" o las creadas por los internacionalistas mientras lucharon contra el fascismo internacional desde nuestras tierras como fue el caso de "Jarama Song" que sin lugar a dudas cumplieron una importante función a la hora de mantener vivo el recuerdo de la contienda y sus causas fuera de nuestras fronteras; del mismo modo que los ecos de "La varsoviana" o "A las barricadas" compuesta en 1883, por el obrero y poeta polaco Waclaw Swiecicki, durante su estancia en prisión y que se popularizó en toda Europa a través el movimiento obrero de solidaridad con los obreros polacos, siendo tardíamente traducida por primera vez al castellano por el anarquista Valeriano Orobón Fernández, convirtiéndose en himno de la CNT en sustitución de "Hijos del pueblo".

La creatividad popular siempre fue muy prolífica a la hora de adaptar y actualizar las canciones a tenor de las necesidades del momento y así nos podemos encontrar con que letras originalmente creadas para cortejarse acabaron dando origen a auténticos manifiestos políticos que, al utilizar como base estrofas y melodías ya conocidas por todos, resultaban más sencillas de memorizar y difundir. Éste fue el caso, por ejemplo, del "Dime dónde vas morena" en Asturies desde Ochobre del 34 hasta que llegó casi a perderse durante la dictadura fascista a consecuencia de la represión, así como algunas canciones populares creadas para honrar el heroísmo de los maquis como "Los fugaos" recogida por Nuberu.

Tampoco podemos olvidarnos ni por un momento de la gran cantidad de poemas revolucionarios musicalizados que sirvieron de banda sonora durante la formación de generaciones enteras de obreros como fue el caso del "A Galopar" de Rafael Alberti en la voz de Paco Ibáñez, el "Asturias" de Pedro Garfias que llegó a convertirse en el himno alternativo de Asturias; pero ni mucho menos hemos de pensar que el cancionero popular revolucionario es una obra terminada o un capítulo cerrado de la historia, cada vez que con una canción se expresa el sentir del pueblo para expresar en ella las ideas de progreso y de este modo se difunde entre la población, llegando a servir como banda sonora de la lucha de una generación o de la formación ideológica de las que están por venir, estamos delante de un nuevo episodio de la canción popular revolucionaria, a la que se pueden acabar sumando obras de finales del siglo XX y principios del presente siglo como puedan ser, entre otras muchas, "Hasta siempre, Comandante" de Carlos Puebla, "El derecho de vivir en paz" de Victor Jara, "Oveja negra" de Barricada, "Gol en el campo" de La Polla Records, "El vals del obrero" de Ska-P, o incluso "El miedo va a cambiar de bando" de Riot Propaganda. Evidentemente no es necesario que el mensaje sea ideológicamente perfecto ni mucho menos si nos referimos a sus autores; sin embargo, analizando el papel social y de transmisión ideológica que cumplan es cuando realmente podremos determinar si se trata o no de canciones populares revolucionarias.

Ya para terminar, os recomendamos disfrutar de una obra compuesta en el año 1975 y que es considerada por muchos aragoneses como el auténtico himno de Aragón y que sin duda transmitió fielmente las aspiraciones de gran parte de la clase obrera de toda España de alcanzar un futuro libre de opresión, "Canto a la libertad" de Labordeta. Escuchando esta y cualquier otra de las canciones populares revolucionarias, nunca olvidéis la fuerza del arte en la lucha ideológica cotidiana.


(Pincha en la imagen para escuchar la canción "Canto a la libertad" de Labordeta)

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook