tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mar04082020

Última actualización09:36:03 AM GMT


Vistiendo al RAP

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

¿Cuántas veces hemos identificado a un "rapero" por su apariencia? ¿Cuántas veces nos hemos sorprendido de que un "rapero" lo sea sin parecerlo? ¿El rap es una moda, o se hace de él una moda?

Bien, todas esas preguntas tienen respuestas muy relativas y cuanto menos, abiertas a posibles respuestas siendo válidas la mayoría de ellas. No cabe duda que todas esas cuestiones crean polémica, pero hay algo que está claro, no se puede encasillar un movimiento tan amplio a una forma de vestir, habiendo además bastante variedad dentro del mismo.

........l

Mucha es la gente que se ciñe a lo clásico, con ropa ancha como era lo normal cuando el rap empezaba a llegar a España ya que era algo identificativo, algo propio de una música alternativa y bastante subversiva. Tan alternativa, que muy pocos sabían lo que había detrás de esa apariencia, y ello llevaba a cruzarte con una persona que no conocías, pero solo por esa forma exterior, esa apariencia a la hora de vestir, te hacía identificarlo y la mirada que se cruzaba entre ambas personas decía "tú sabes lo que yo se, y sabes que yo lo se".

Era una regla no escrita, que por un lado era muy cercano ya que se creaba como una pequeña familia, pero por otro lado quizás pecaba de sectario y por ello los medios o personas ajenas no se preocupaban por lo que realmente significaba.

Con esta premisa, como a todo, se le ha puesto una etiqueta a todo un movimiento como es el Hip-Hop y se intenta sacar beneficio. Se le pone un nombre, se le pone un logo, y se dice ser representativo del Hip-Hop, representativo por ser la marca con la que visten los raperos...y esto no es más que una contradicción en sí misma, me explico:

Con el marcado carácter alternativo que tiene esta tendencia, ahora se intenta crear una moda ya que cada vez esta música tiene más acogida por la gente en general, quizás sea por el intento de varios artistas de este género en acercarlo a la sociedad, lo cual está bien porque entre otras cosas la gente se familiariza más con este estilo musical, pero por otro lado está el riesgo de acercarlo demasiado queriendo mezclarlo con los géneros dominantes y con esto perder su carácter alternativo, una característica básica del rap, ya que somos muchos los que nos interesamos por ello queriendo romper con lo establecido y escapar de lo que la sociedad te impone. Aprovechando este auge que está teniendo el rap, ya sea para bien o para mal, son las empresas privadas las que ven una oportunidad de sacar beneficio, hacen del Hip-Hop su gallina de los huevos de oro. Usan una falsa concepción de todo esto, ponen de moda una ropa "para raperos", ponen de modelos a "raperos", y la marca es llevada por "raperos". Esto provoca entre otras cosas, que la gente vea como norma tener que vestir de cierta manera para poder estar dentro del movimiento, sin tener obviamente nada que ver, sin ser representativo de la cultura y haciendo de esto un dogma.

Y con todo esto, una de las cosas más inconexas entre el Hip-Hop y esta moda de vestir ciertas marcas, es que el rap viene de los barrios más obreros de EEUU y siempre ha estado relacionado con las zonas humildes de cada zona como medio de expresión posible sin muchos medios y salido de la calle, con lo que el poder adquisitivo de la gente que originalmente hacía rap era bastante limitado. Pues precisamente estas marcas que en teoría son para este grupo de la población, sus precios no se ajustan a esta realidad, sino que lejos de hacerla accesible, los ponen a unas alturas en las que solo una pequeña parte de la población puede adquirirla sin que suponga un gasto que haga mella en su economía.

En resumen, esta moda que imponen las empresas cuyo único objetivo es el lucro es totalmente contraproducente para el movimiento que es el Hip-Hop, y va en contra de sus principios, aunque mucha gente parece haberlos olvidado. El único beneficio que se crea, y no es precisamente colectivo, es el de las empresas que crean estas marcas, comercializando el rap, poniéndole etiquetas y acabando así con una de las características que mejor definen a este género, que es más que solo música.

La siguiente canción, "El rey rata" de El Club de los Tristes e Isaac (Bajo minimos) expresa de cierta manera la contraposición de los dos puntos de vista o formas de concebir la cultura Hip Hop.

(Pincha en la imagen para escuchar la canción "El rey Rata" de El Club de los Tristes e Isaac)

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook