tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mar23072019

Última actualización09:36:03 AM GMT


¿Dónde puedo ir de vacaciones? La Asturias de las "fiestes de prao" y una Región de Murcia cargada de historia

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

En esta nueva entrega de "¿Dónde puedo ir de vacaciones?" nos desplazamos hasta Asturias y la Región de Murcia. Dos regiones muy diferentes con sus particulares encantos.

En el caso de Asturias, tenemos múltiples posibilidades: desde contemplar el mar Cantábrico desde las playas y puertos de la costa hasta respirar el aire puro de los Lagos de Covadonga y los Picos de Europa, siempre sin olvidar tomar unas "sidres" en las diferentes "fiestes de prao" que abundan en verano.

Si hablamos de la Región de Murcia, hemos de entender que se trata de una región por la cual han pasado multitud de civilizaciones a lo largo de la historia, y, claro está, a lo ancho de su territorio han dejado muestra de su presencia. Es por ello que podemos hacer un repaso cultural desde la época de los romanos (en la que Cartagena tuvo un papel de primer orden dentro de Hispania), el arte árabe o posteriormente las diferentes creaciones cristianas. Todo mientras disfrutamos de una exquisita gastronomía.

.........

La Asturias de las "fiestes de prao", los Lagos de Covadonga y las playas en medio de la naturaleza

Multitud son los lugares que se pueden visitar en un verano en Asturies. Desde estas lineas os intentaremos acercar algunos de los mismos.

Podemos empezar por señalar, aprovechando estas fechas veraniegas en las que estamos, que a lo largo de toda la costa asturiana encontraremos playas para todos los gustos, tanto para aquellos que les gusten las playas llenas de gente como la de Xagó en Gozón hasta aquellos que le gusta la tranquilidad de las pequeñas playas véanse la infinidad de playas del oriente asturiano desde La Franca en el concejo de Ribadedeva, hasta Rodiles en el concejo de Villaviciosa (parada casi obligada para los amantes del surf), pasando por la pequeña y singular Gulpiyuri en Llanes o La Griega en Colunga (famosa por sus huellas de dinosaurios).

En la costa también encontramos varios pueblos y villas pesqueras como pueden ser Ribadesella (donde podremos visitar, con la reserva previa oportuna, las conocidas pinturas rupestres de la Cueva de Tito Bustillo), Lastres, Candás, Luarca o Cudillero, así como las ciudades de Gijón y Avilés, emplazamientos clave para conocer y comprender el desarrollo de la historia de la lucha de clases en Asturies.

Pero no solo de la costa vive el hombre y también al interior podemos encontrar multitud de lugares para visitar. Entre todos ellos comenzaremos por la ciudad de Oviedo, donde podemos admirar algunas de las principales construcciones del Prerrománico Asturiano como Santa María del Naranco o San Julián de los Prados entre otras.

Continuaremos nuestra visita por el interior de Asturies  yéndonos al oriente donde lugares la villa de Cangas de Onis, los Picos de Europa y los Lagos de Covadonga resultan de obligada visita para quien se acerque a conocer estas tierras. Así mismo, también podremos aprovechar para realizar un poco de deporte practicando el piragüismo en las aguas del Sella.

Volviendo sobre nuestros pasos nos acercaremos hasta las Cuencas del Nalón y del Caudal, pasando previamente por el Parque Natural de Redes, lugares donde se combina la belleza natural con la belleza que ofrece el haber sido lugares de grandes luchas de la clase obrera minera a lo largo de varias décadas.

Avanzando en nuestra ruta podremos visitar el Parque Natural de Somiedo rumbo al occidente asturiano, donde encontraremos parajes conocidos por su flora y fauna (entre la que se incluyen especies amenazadas como el oso pardo o el urogallo) como las Reserva de la Biosfera de Oscos-Eo o el Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias con Muniellos como punto más conocido del mismo, así como localidades como Cangas de Narcea o Cerredo, lugar también de destacadas luchas mineras durante los últimos años.

En todos estos parques podremos realizar senderismo por alguna de sus rutas para lo que recomendamos ir pertrechado con un buen calzado, comida, bebida, cámaras para inmortalizar el momento y sobre todo ganas de disfrutar.

Y si por el día podemos visitar pueblos y parajes naturales, por la noche estando en Asturies en verano es prácticamente obligado asistir a algunas de las múltiples "fiestes de prao" desde las pequeñas fiestas que salpican multitud de pueblos hasta eventos más multitudinarios como la fiesta de las Piragüas en el Sella, a caballo entre Arriondas y Ribadesella o el Xiringüelo en Pravia.

Pero como también necesitaremos descansar y reponer fuerzas, nos podremos alojar en diversos establecimientos como los camping, muy habituales a lo largo de todo Asturies, especialmente en la costa, así como comer en algún restaurantes en los que saborear platos como la archiconocida fabada asturiana o el cachopo sin olvidarnos de probar los boños preñaos o el queso de Cabrales.


Turismo cargado de historia en la Región de Murcia

Cuando se habla del turismo en la Región de Murcia normalmente se asocia con el turismo de sol y playa en la costa. Sin embargo, la Región tiene una gran riqueza en cuanto a monumentos arquitectónicos y museos que pasa desapercibida hasta para sus propios habitantes. En este artículo solo hemos podido incluir unos pocos. El acceso a estos lugares es normalmente gratuito o bien bastante reducido, más aún si contamos con un carnet de estudiante o de descuento para jóvenes.

En la propia ciudad de Murcia se puede trazar una ruta para visitar los puntos de interés. Primeramente, podemos encontrar al lado del Mercado de Verónicas restos de la antigua Muralla árabe del siglo XII que se pueden observar al aire libre. Continuando un poco en dirección este pegados al río Segura encontramos el edificio del Ayuntamiento en la Glorieta de España, un edificio neoclásico del siglo XIX que se encuentra actualmente en proceso de restauración, así como una de las fachadas del Palacio Episcopal del siglo XVIII que constituye un gran ejemplo del rococó español.

Continuando hacia la Plaza del Cardenal Belluga nos encontramos la que es sin duda la joya arquitectónica de la ciudad, la Catedral de Murcia o Catedral de Santa María. El tiempo de construcción de este edificio, desde finales del siglo XIV hasta finales del siglo XV, unido a los distintos añadidos posteriores hace que encontremos en él múltiples estilos arquitectónicos. Así tenemos la fachada principal (s- XVIII), la Capilla de los Vélez (s. XV), la Capilla de Junterón (s.XVI), el Campanario (s. XVI-XVIII), etc. elementos que junto a detalles característicos y únicos hacen que se encuentre en la mayoría de rutas arquitectónicas europeas. Dentro de la Catedral se encuentra además un museo con obras eclesiásticas y se puede subir a lo alto del Campanario.

Si avanzamos hacia el centro de la ciudad encontramos el Casino de Murcia del siglo XIX en la Calle Trapería que cuenta con varias estancias con diversos estilos modernistas y transgresores (neoclásico, neobarroco y neonazarí), la Casa Cerdá de los años 30 del siglo pasado en el jardín de Santo Domingo considerada Bien de Interés Cultural, el neoclásico Teatro Romea del siglo XIX en la Plaza de Julián Romea y el Campus de la Merced en el que destaca el claustro del siglo XVII que pertenecía a la Iglesia de la Merced.

Entre los museos de la ciudad destacan el Museo Arqueológico, que actualmente cuenta con una exposición de la historia de la ciudad hasta el siglo XIX, y el Museo Salzillo, en el que se puede conocer más sobre la vida y las obras del conocido escultor murciano Francisco Salzillo.

Si nos desplazamos fuera de la capital a Cartagena podemos contemplar el famoso Teatro romano, Bien de Interés Cultural, datado del año 1 a.n.e. redescubierto en 1988 y que terminó de restaurarse en 2008, y el Museo del Teatro Romano de Cartagena que se encuentra cercano al teatro. En la Calle San Diego tenemos los restos de la muralla púnica que dan testimonio de los acontecimientos en la Segunda Guerra Púnica. En determinadas zonas podemos ver las murallas de Carlos III datadas de la época de este rey y que son parte fundamental del paisaje cartagenero.

Una visita interesante en Cartagena es la del Refugio-Museo de la Guerra Civil en la Calle Gisbert. Este museo, un antiguo refugio antiaéreo de la Guerra Nacional Revolucionaria, se comenzó a construir después de los bombardeos de la Legión Cóndor y cuenta historias cotidianas de los habitantes de la ciudad y del papel de Cartagena en la guerra. Es recomendable visitar también el Museo Naval en el cual se encuentra el submarino del inventor Isaac Peral.

Por supuesto, no se puede abandonar la Región sin haber probado alguno de los platos típicos de la gastronomía murciana como son el zarangollo, las distintas variedades de arroces, michirones, perdices de lechuga, ensalada huertana, pastel de carne y pastel de cierva así como los postres típicos como matasuegras, pan de calatrava y paparajotes.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook