tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mar23072019

Última actualización09:36:03 AM GMT


¿Dónde puedo ir de vacaciones? Las Rías Baixas galegas y El Moncayo aragonés

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Dos nuevas recomendaciones queremos trasladar desde nuestra sección turística de Tinta Roja. Esta vez algo diferentes a las anteriores que realizábamos de Castilla-La Mancha y Madrid: las Rías Baixas galegas y El Moncayo aragonés.

En las Rías Baixas prácticamente podríamos perdernos sin necesidad de retornar a la civilización. Los grandes acantilados presencian desde los altos la entrada del mar Atlántico en la tierra, donde se sitúan villas de pescadores con rica gastronomía, como el famoso pulpo á feira. Cerca de estas localidades también podremos encontrar castros celtas como el de Baroña o Santa Tegra que nos dejan muestra de esta milenaria tierra.

La cantidad de lugares dignos de visitar en Aragón es inmensa, desde el Pirineo hasta el Teruel Mudéjar, con parajes de ensueño perfectos para descansar y largas rutas para recorrer a pie o en bicicleta, disfrutando de la gastronomía regional: las chiretas o las tortetas en el Pirineo, el ternasco, las borrajas o el jamón serrano. Aunque en esta reseña queremos centrarnos en El Moncayo, la cima más alta del Sistema Ibérico, muy cerca de Tarazona y pegada a Soria.

.........

Las Rías Baixas: acantilados, playas, villas de pescadores, castros celtas y pulpo á feira

Aunque el plan típico para visitar Galiza en verano es hacer el Camino de Santiago, hoy os proponemos una alternativa al "revival" religioso-turístico, que hará las delicias tanto de los amantes de la naturaleza como a aquellos que gustan del turismo histórico. Además este destino muestra todo su encanto en esta época del año, mientras que la mayoría de lugares de interés de Galiza se prestan más a ser visitados durante los meses más fríos y lluviosos.

Las Rías Baixas se extienden desde el sur de la costa coruñesa hasta la frontera con Portugal. Son una serie de antiguos valles inundados al subir el nivel del mar, creando maravillosos y ricos paisajes costeros. Además son el marco en el que sitúan ciudades y pueblos con siglos e incluso milenios de historia.

Para los amantes de la naturaleza el destino más interesante será el Parque Nacional das Illas Atlánticas, situadas entre las rías de Arousa, Pontevedra y de Vigo. En especial son las islas Cies y de Ons las más características y populares.

En todas las rías existen numerosas playas, de las cuales muchas son pequeñas calas entre rocas y bosques; pero también hay famosos arenales como la playa da Lanzada, en o Grove o la de Carnota (la más grande de Galiza). Estas playas, además, se encuentran en sendos y ricos espacios naturales. Más allá de la costa, los ríos que esculpieron las rías poseen numerosos bosques fluviales. Existen rutas de senderismo en muchos de ellos, y también es una buena oportunidad para conocer la campiña galega, que goza de una justa fama por su belleza.

Pero no solo hay playas y bosques. A lo largo de toda la zona existen numerosos pueblos y ciudades dignos de una visita. Desde pequeñas villas de pescadores como Muros, Rianxo (lugar de nacimiento de Castelao, escritor y antiguo líder del nacionalismo galego) o Combarro (famosa por sus hórreos, construcciones típicas de Galiza) a ciudades y pueblos con gran historia, como Pontevedra, Baiona o Tui.

No dejéis de visitar tampoco el patrimonio arqueológico. Existen numerosos castros (poblados prerromanos propios de la cultura castrexa, emparentada con los celtas) y petroglifos (dibujos y grabados prehistóricos en piedra). Los puntos de mayor interés son el castro de Baroña (Ribeira) sobre una península rocosa practicamente sobre el mar; el de Santa Tegra, sobre un monte que domina la desembocadura del Miño y uno de los más grandes y mejor preservados de Galiza, y los petroglifos de Campo Lameiro, en el interior de la comarca de Pontevedra.

Y para visitar todo esto, hará falta alimentarse bien, ¿no? La gastronomía local es riquísima y por unos pocos euros podréis comer el marisco local o platos típicos galegos. ¡No marchéis de Galiza sin probar el pulpo á feira!

¡Cuidado! En las zonas más turísticas algunos establecimientos sablan o incluso timan a los visitantes. Aquí las buenas raciones son baratas y grandes.

La mejor manera de moverse por la zona es en autobús o haciendo el viaje en coche. La mayoría de los puntos de interés no están en los grandes núcleos de población. Si eres de fuera de Galiza recomendamos arribar en Vigo si vas hacer la ruta de sur a norte, e ir subiendo desde Tui hasta Corcubión. Si por el contrario haces la ruta desde el norte recomendamos llegar a Santiago y desde allí empezar en Muros e ir bajando.

En cuanto el alojamiento, recomendamos evitar las zonas más turísticas y aprovechar los numerosos albergues que hay, sobre todo a lo largo del Camino Portugués a Santiago.

Para ver una ruta que recorre todas las Rías Baixas, os recomendamos tres vídeos según el recorrido que hizo al Vuelta Ciclista a España en 2013.


La naturaleza del Moncayo, al compás de los magníficos parajes de Aragón

Aragón es una tierra con gran cantidad de lugares dignos de visitar y extremadamente variados. Desde el Pirineo en invierno con las pistas de esquí hasta el histórico Teruel mudéjar, pasando por la Jacetania con su Monasterio de San Juan de la Peña de arte románico, el castillo de Loarre, la Sierra de Guara mientras desgustamos unas chiretas o unas tortetas, el embalse de Mequinenza (también conocido como Mar de Aragón), la milenaria ciudad de Zaragoza, los campos de vides desde el Muel de la alfarería hasta Cariñena, la impenetrable villa de Daroca, la naturaleza inhóspita del Matarraña y el Maestrazgo y la muralla de Albarracín, muy próxima a Castilla. No obstante, de entre tantos lugares, nuestra propuesta va a ser un poco más concreta y va a girar en torno al Moncayo.

El Moncayo es una montaña situada entre las provincias de Zaragoza y Soria. Es la cumbre máxima del Sistema Ibérico con 2.315 metros de altura y en él se encuentra el Parque Natural del Moncayo con una superficie total de 10.000 hectáreas. Cerca se encuentra la localidad más grande de la comarca, Tarazona.

La zona cuenta con varios albergues municipales situados muy cerca, por no decir dentro del mismo Parque natural, entre ellos hay en las localidades de Purujosa y Calcena.

Entre los sitios de interés cultural de la localidad de Tarazona se puede visitar:

  • La Catedral de Tarazona construida entre los siglos XIII y XVI su reapertura fue en 2012 tras 27 años de restauración, la entrada cuesta sobre unos 4€.
  • El Palacio y Jardín de Eguarás del cual destacan el patio renacentista y el jardín botánico,
  • La Plaza de Toros Vieja, a pesar del nombre consta de 32 viviendas. El edificio fue construido entre 1790 y 1792.
  • El Teatro Bellas Artes, construido en 1921, tiene diseño de teatro a la italiana.

Además en las cercanías se encuentra el Monasterio cisterciense de Veruela, finalizada su construcción en el siglo XII al cual se puede acceder a un precio simbólico.

Entrando ya a lo que es el Moncayo, nos encontramos con el centro de interpretación del Moncayo en Agramonte, el acceso es gratuito y podremos ver una exposición bastante completa de los aspectos naturales más destacables del Parque Natural del Moncayo, flora, fauna, geología, etc. En esta zona y en pleno monte está el abandonado Sanatorio de tuberculosos de Agramonte, fue inaugurado a finales de los años 30 primeramente como hostal para disfrutar del paisaje de la zona, durante la Guerra Civil fue abandonado y en 1938 unas monjas fueron enviadas para acondicionarlo como sanatorio. Finalmente cesa su actividad en 1978 y se deshabita. Es un lugar tanto interesante como inquietante de visitar tanto por el paisaje que lo rodea y por lo peculiar de su construcción alejado casi totalmente de la población.

Por último existen gran variedad de rutas senderistas que recorrer para subir a la cima del Moncayo y admirar la belleza de su flora y fauna así como del paisaje de la zona conforme se va subiendo hacia arriba.

Y es que, fuera del turismo de sol y playa, aquí en Aragón nos encontramos con sitios y lugares interesantes que visitar y un gran número de actividades alternativas a lo largo y ancho de Aragón, como pueden ser las marchas senderistas o las rutas con bicicleta por citar algunas, todas ellas organizadas por diferentes asociaciones y localidades. Muchas a precios asequibles para los jóvenes de la clase obrera.

Os recomendamos un vídeo casero que sigue los puntos de ascensión al Moncayo.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook