tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Vie28042017

Última actualización05:46:48 AM GMT


Dallas Buyers Club, la pelea de un hombre contra el Gobierno

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

En esta cuarta entrega de "Aprovecha el fin de semana", Tinta Roja proponemos la película Dallas Buyers Club, cuya trama se inserta en la sociedad norteamericana de la era Reagan, una época de gran dureza para las clases humildes, más todavía en Texas. Recoge la lucha de un enfermo de SIDA, Ron Woodroof (Matthew McCounaghey), contra el gobierno. Excepcionalmente publicamos esta sección el sábado debido a la huelga estudiantil, pero se mantiene para los viernes.

Una de las películas más interesantes que ha aparecido en las carteleras estas últimas semanas ha sido Dallas Buyers Club, de Jean-Marc Vallée. En ella asistimos a la lucha que un enfermo de SIDA llamado Ron Woodroof (Matthew McCounaghey) mantuvo contra el gobierno de su país a causa de la no aprobación por parte de éste de unos medicamentos que podían ayudarle en el tratamiento de su enfermedad.

Basada en la historia real de Woodroof, Dallas Buyers Club se desarrolla en la parte más paleta de toda América: Texas, donde la homofobia y el machismo son la norma, constituyendo un entorno de lo menos idóneo para que un vaquero cargado de virilidad se vea contagiado por "la enfermedad de los maricas". Si a ello le añadimos que la acción tiene lugar durante la época más difícil para las clases humildes estadounidenses (la era Reagan), nos encontraremos ante la emotiva historia de un simple hombre que no sólo se enfrentó a sus propios prejuicios y concepciones sociales, sino también a un todopoderoso Estado que, lejos de atender las necesidades de sus ciudadanos, siempre estuvo vendido a los intereses de las multinacionales farmacéuticas, más preocupadas por aumentar el número de ceros en su cuenta que por curar a los enfermos.

Cabe destacar la interpretación de los dos actores principales (Matthew McCounaghey y Jared Leto), quienes bien merecieron la estatuilla en la última gala de los Óscar (Mejor actor y Mejor actor secundario, respectivamente). McCounaghey, como viene siendo habitual en los papeles que ha interpretado a lo largo de los últimos meses (True detective, El lobo de Wall Street, Mud, etc.), se empeña en dejarnos con la boca abierta, demostrando que ya no es aquel guaperas mediocre habitual en infumables comedias románticas, sino todo un profesional de tomo y lomo que, dando vida de forma inmejorable al indomable Don Woodroof, se consolida como un actor digno de tener en cuenta de ahora en adelante.

En definitiva, con Dallas Buyers Club estamos ante una película más correcta en sus interpretaciones que en su dirección, pero, en cualquier caso, interesante por la historia que cuenta y la lectura que de ella permite sacar.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

                                    

    

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook