tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Sab19102019

Última actualización09:36:03 AM GMT


César Vallejo: 122 años de una pluma al servicio del partido comunista

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Hoy se cumplen 122 años del nacimiento del gran poeta peruano César Abraham Vallejo Mendoza, uno de esos pocos escritores que ha conseguido rasgar la caducidad a la que el tiempo condena a las obras y presentarse, aún hoy, como terriblemente novedoso e impactante a la lectura, esto ocurre por su capacidad de totalizar en palabras las tendencias propias de una época y definir rasgos del hombre que se prolongan por los años y superan el mero marco coyuntural en el que son escritos. Es por ello que tengo que comenzar admitiendo que me resulta enormemente complejo tratar de homenajear en apenas un millar de palabras a un poeta que es, para mi, ya central en la historia de la literatura, aunque probablemente ocurra eso porque desde que empecé a leerlo no ha dejado de acompañarme y, probablemente, también porque Vallejo es uno de esos poetas solo posibles de entender desde la militancia revolucionaria.

Tan enorme o no, es indudablemente una figura destacada de la literatura hispanoamericana; aquella que sabe especialmente expresar el espíritu propio del pueblo, expresar en palabras aquello que Mariategui definía como "el mito", aquello que satisface la necesidad de infinito que hay el ser humano. Y dentro de esa literatura Vallejo sabe encontrar en lo terrenal, en los pequeños gestos humanos esa sed universal; esa totalidad que se concretiza en la figura del proletariado, del Proletario que muere de universo, como nos dice el peruano en "España, aparte de mi este cáliz."

Son precisamente los "Poemas Humanos" y "España, aparta de mi este cáliz", los poemarios que mejor manifiestan el mito del comunismo que llamaba a escribir a Vallejo y que movía a los hombres a lo largo y a lo ancho del planeta.

Como decía Mariategui: "La burguesía niega, el proletariado afirma" (1), la poesía de Vallejo sigue siendo fresca, fuerte, ágil, porque representa la afirmación del proletariado, que es el único capaz de levantar el cielo a la tierra. (2)

Empapado profundamente en sus inicios de la cultura parisina que estallaba durante los años 20, el peruano supo rechazar la ambigüedad de poetas como Bretón y comprender el marxismo en toda su profundidad militante, como relata en su novela el Tungsteno: "Hay una sola manera de que ustedes, los intelectuales, hagan algo por los pobres peones, si es que quieren, en verdad, probarnos que no son ya nuestros enemigos, sino nuestros compañeros. Lo único que pueden hacer ustedes por nosotros es hacer lo que nosotros les digamos y oírnos ponerse a nuestras órdenes y al servicio de nuestros intereses."

El peruano fue un fantástico escritor porque además de ello fue un profundo comunista, que estudiaba el leninismo para transformar la realidad en todas sus vertientes "Si amanezco pálido es por mi obra; y si anochezco rojo, por mi obrero" (3). Militante del Partido Comunista Peruano desde 1928, muy pronto se desvinculó de aquellos intelectuales dubitativos y elitistas y afirmo su profunda admiración con el poder de los soviets y su lucha abnegada contra todas las tendencias que lo amenazaban: "No data de hoy el extremismo de Trotsky. Gran parte de sus desacuerdos con Lenin se explican por el izquierdismo, incurable y también temperamental de Trotsky" (4). No se puede separar el Vallejo capaz de sumergirse en todo lo que siendo sencillo resulta tan complejo de lo humano, con el Vallejo que lucho hasta el final de los días contra todos los enemigos de la revolución. Muestra de su compromiso revolucionario es la admiración que causó en el peruano nuestra Guerra Nacional Revolucionaria, donde se ponía en juego la conquista del mito, la conquista del poder obrero y popular y donde la lucha tuvo latidos humanos de una autenticidad popular y de un alcance germinal extraordinarios, sin precedentes." (5)

Su convicción militante y su amor por la literatura encontraron su síntesis en la búsqueda de una literatura eminentemente proletaria. Vallejo supo que el viejo realismo y el naturalismo no eran capaces de expresar la vida más allá de tal y cómo se percibe por los sentidos, de igual forma rechazó las tendencias vanguardistas que expresaban como modelo literario el subjetivismo radical. La búsqueda de una literatura sintética, que fuese capaz de mostrar en forma y contenido la totalidad del pensamiento comunista científico fue algo que ocupó a Vallejo en obras como "El arte y la revolución". Su búsqueda de esta nueva forma literaria se alejo siempre de las simplezas propagandísticas, así como de las tendencias anarquizantes que decían encontrar en la militancia revolucionaria un freno a la expresión artística. Vallejo siempre tuvo claro que el primer paso para definir una literatura proletaria era su labor de servició a la revolución: la literatura proletaria debe servir a los intereses de la clase proletaria y, específicamente, debe enmarcarse dentro de las directivas y consignas prácticas del Partido Comunista, vanguardia de las masas trabajadoras" (6).

La poesía de Vallejo nos deja el colectivismo racional bolchevique, su saludable ofensiva creativa, el espíritu de los portadores de lo puramente humano, de aquellos cuyos hombros arranca, carne a carne, la herramienta florecida (7). Su sensibilización de la inteligencia y su radical afirmación de lo revolucionario. Los versos de Vallejo son la cadena del hombre sobre el hombre buscando su maravilloso principio, buscando alcanzar la sociedad nueva. Su vida nos deja la lucha abnegada por la revolución y su compromiso militante, la vida de un hombre que nevó tanto para que todos durmamos. (8)

No puedo terminar sino siendo de nuevo sincero y sabiendo que este articulo difícilmente pueda ser un homenaje a la altura de toda su obra y lucha, sintiendo mucho que aunque quiero laurearme me encebollo, que aunque quiero escribir acorde a lo que merece me sale espuma (9) y que probablemente como mejor puedo honrar su memoria es poniendo mi propia pluma y todos mis esfuerzos al servicio del partido comunista.

 

Notas:

(1) Mariátegui "El hombre y el Mito"

(2) Cesar Vallejo - Poemas humanos

(3) Cesar Vallejo - Poemas humanos

(4) César Vallejo: Una trayectoria comunista - Ernesto Toledo Brückmann

(5) Cesar Vallejo - Crónicas de la guerra civil española

(6) Cesar Vallejo - "Escollos de una crítica marxista"

(7) Cesar Vallejo - Poemas humanos

(8) Epitafio de Cesar Vallejo

(9) Cesar Vallejo - Poemas Humanos


Javi M. Rodríguez es el responsable de la sección cultural y miembro del Comité de Redacción de Tinta Roja.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook