tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mar27062017

Última actualización05:35:47 AM GMT


Gata Cattana, del mito a la leyenda.

  • PDF
Usar puntuación: / 10
MaloBueno 

Cayeron las columnas del cielo, pero mucho antes de lo esperado. Ana Isabel García era Gata Cattana, una joven politóloga de 26 años, natural de Adamuz (Córdoba) y que residía en Madrid. Falleció inesperadamente el pasado 2 de marzo.

Con varios proyectos musicales a las espaldas, empezaba a despuntar en la escena con una propuesta musical que sabía integrar lo nuevo y lo viejo a la perfección, desde el costumbrismo, el hablar y sentir de pueblo andaluz hasta la forma de vivir de jóvenes de barrio obrero de las urbes. Todo esto combinado con una musicalidad que se destacaba por su vertiente electrónica y en la que nos sorprendía su cante flamenco, como en La Prueba o De la tierra, con Juancho Marqués.

Es difícil no provocar críticas en un sector tan purista y reacio al mestizaje como lo es el hip hop, pero Ana sumaba más seguidores que detractores. El tiempo le dará la razón, como se la dio a Camarón de la Isla en "La leyenda del tiempo", en el 1979 que supuso una revolución al flamenco. Gata Cattana ha sido vanguardia y sin ayuda de nadie, se colocó en el top nacional y en buena parte de los medios ella sola en un sector musical profundamente masculinizado. Pero para los amantes del rap, Gata ya era referente desde hace años. Con su primera canción Tributo, publicada en 2012 y que es ya un imprescindible de la música feminista, se insinuaba la proyección de la artista y se abrían nuevos horizontes en el rap político: el flow dejaba de estar subyugado al mensaje, la musicalidad cobraba importancia, las letras políticas actuales se podían basar en referencias culturales antiguas, como demuestra en Los siete contra Tebas (2013).

En su otra vertiente, Ana Sforza, presentaba una poesía cercana y sensible pero sin rodeos, de verso libre, que demostró en el recientemente publicado libro "La escala de Mohs". Otra de las características de esta artista y visionaria son las referencias en clave, el simbolismo de las letras, la presencia de sus raíces en el deje andalusí que nunca escondió, los orígenes humildes que menciona con orgullo en Yerma, "nuestros abuelos no saben leer". A veces escuchar a Gata Cattana es leer a García Lorca. Música, cultura y política hecha de forma consciente, "para que la entendieran en el pueblo y en el barrio", como decía ella. Un equilibrio entre la academia y la calle, entre la historia y la dialéctica; "la historia se escribe con sangre".

Una perdida prematura, para la poesía, la música, la política y la cultura. Y también para la vida, pues sus allegados saben lo cercana y humilde que era. Asusta pensar como habría sido la evolución de la cordobesa en unos años, hasta que punto habría llevado la mejoría.

Gata deja sin ver la luz el que iba a ser su próximo proyecto 'Banzai' de la mano del productor David Unison, pero deja en el recuerdo varias decenas de canciones y poemas. De escribir al mito, como Safo, a convertirse en leyenda. Ahora como diría Hernández, vientos del pueblo la llevan.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook