tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Vie07082020

Última actualización09:36:03 AM GMT


Entrevista a Divergentes: Guerra de Clases desde Canarias

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Divergentes es un grupo de rap que surge de los distintos barrios obreros de Las Palmas de Gran Canaria, a los que pertenecen sus integrantes (los "MC's" Gékah y Geño, y el "DJ" Hombrecillo Verde). Aunque llevan haciendo canciones desde 2004, no es hasta 2007/2008 cuando se consolidan como grupo.

Tras "Síndrome de Diógenes" (2009) y "Piedras del camino" (2010), el pasado 1 de abril vió la luz su último trabajo musical, una maqueta titulada "Síndrome de Diógenes II" y que cuenta con una presencia importante de canciones con gran contenido político y social, en el que destaca la crítica al sistema capitalista y la influencia de sus aparatos ideológicos en la falta de conciencia de las masas.

Tinta Roja.- Su última maqueta, "Síndrome de Diógenes II", ha llamado la atención por la calidad a nivel instrumental y de fluidez, pero sobre todo por la de las letras. ¿Esperaban que el mensaje difundido por Divergentes en este trabajo llegara a tanta gente de todo el Estado como ha llegado a través de la recomendación de muchas personas en las redes sociales?

Geño.- Yo aún no noto que haya llegado a tanta gente y haya tenido tanta repercusión, aún no nos han detenido por "enaltecimiento al terrorismo", así que algo estamos haciendo mal (jajaja). Ahora en serio (aunque mientras escribo puede aparecer un grupo de policías y detenerme por expresarme en canciones...), yo hasta que no empecemos a dar conciertos no notaré realmente el alcance de la maqueta porque por internet todo se ha vuelto muy frío, supongo que la gente está saturada de tantos grupos, videoclips etc... Aunque siempre hay agradables sorpresas como que alguien de Valencia hable de nuestro disco en su video blog porque le ha gustado, o que te agreguen en las redes sociales personas de Sudamérica.

Gékah.- Hombre, realmente es algo pronto para valorar algo así y tampoco es que tengamos especial constancia de la difusión y/o repercusión que el trabajo haya tenido. Es obvio que esperamos que ese sea el resultado final, pero supongo que hasta que no empecemos a dar conciertos, a promocionar la maqueta en directo, saquemos el nuevo vídeo que ya estamos planteando hacer y demás, no veremos auténticos resultados.

DJ Hombrecillo Verde.- Siempre que sacas un trabajo es una incertidumbre total. No sabes si va a gustar o no, si va a llegar o no, ni siquiera sabes si la gente lo va a oír o no. Sí que es cierto que habiendo sacado trabajos de un corte similar, y habiendo visto la respuesta del público en los conciertos, un público mínimo siempre confiamos tener.

TR.- La conciencia de clase no se adquiere de la noche a la mañana. Como todo, es un proceso dialéctico. Si bien, desde sus inicios como grupo de rap, apostaron por la crítica social como elemento importante en su música, es evidente que las letras de Divergentes han ido empapándose de un contenido cada vez más explícitamente político. ¿Cómo se ha producido este proceso? ¿Qué factores han influido en que cada vez escuchemos a un grupo más comprometido con la denuncia de las injusticias provocadas por el capitalismo?

Geño.- Pues como bien dices ha sido un proceso, yo creo que la gran diferencia es que hemos puesto nombre a lo que crea esas injusticias de las que hablábamos en discos anteriores, se puede decir que antes señalábamos los síntomas de la enfermedad (injusticias sociales) y ahora ya hablamos de la enfermedad en sí (el capitalismo), de quién la mantiene y propaga (burguesía), y de quién la padece (la clase obrera).

Es normal que nuestras letras hayan avanzado en ese sentido porque nosotros también lo hemos hecho, nos hemos ido informando y vamos adquiriendo conocimientos que luego se ven reflejados en nuestras letras. Si hace diez años me hubieras preguntado sobre política te hubiera dicho que no me interesaba para nada, que lo que realmente me importaban eran las personas y sus problemas, pero cuando buscas el porqué de esos problemas terminas en política, porque todo está ligado a ella.

Gékah.- El rap que hacemos no dista gran cosa de quiénes somos como personas o lo que hacemos y pensamos en nuestro día a día. De ese modo, si en estos años hemos crecido en una dirección que nos ha llevado a comprometernos, formarnos e informarnos más en el terreno político, es lógico que nuestro rap haya evolucionado con nosotros.

Vivimos una época en la que hay que ser muy necio o negarte la evidencia con todas tus fuerzas para no implicarte. El panorama es acojonante y ya no es como antes que el mar azotaba los muros de tu casa pero no te mojaba, hoy en día todas estas medidas represivas contra la clase obrera, más propias de la continuación sutil de la dictadura anterior que de la pseudodemocracia que quieren vendernos, nos afectan directamente a nosotros día tras día, o si no a varios familiares cercanos, vecinos, amigos. Hoy ya no es tan fácil enterrar la cabeza y hacer como si no hubiera temporal. A poco que quieras saber, comprender y participar lo haces, y nosotros creemos que la música puede ser un arma bastante útil en ese aspecto, tanto para concienciar como para difundir y como además somos demasiado pasionales a la hora de escribir pues nos termina saliendo todo tipo de material socio-político.

DJ Hombrecillo verde.- Divergentes ha ido evolucionando tal y como lo han hecho sus integrantes como personas.

TR.- ¿Cómo creen que se puede romper con esa "fobia" que existe en el movimiento del hip hop en Canarias hacia los grupos que deciden mojarse en temas políticos y con un marcado discurso de clase, más allá de las proclamas vacías contra el gobierno burgués de turno?

Geño.- Yo creo que ese rechazo por la política es algo que va más allá del movimiento Hip hop en Canarias, yo creo que es algo que se da por todo el Estado español y que es cultural. Es muy difícil romper con ese rechazo, nosotros hacemos la música que nos gusta y punto, es decir, hace mucho tiempo que ya no me importa "encajar" en el movimiento. Ahora mismo me importa más que mi mensaje llegue a la gente en general, batallar contra la opinión dominante, y para eso la música es un medio perfecto.

Lo bueno que tiene Divergentes, en mi opinión, es que somos versátiles a la hora de dar nuestro mensaje, y que no tenemos miedo a probar diferentes estilos y maneras de contar una misma cosa si nos apetece, podemos hacer canciones sobre un ritmo normal de rap, como sobre Ska o Dubstep por ejemplo. Hacemos música, no podemos coger cualquier instrumental sin vida y soltar un discurso político sin respetar el ritmo ni nada, hay que ir más allá, la música puede ser entretenida sin tener que renunciar a dar un mensaje bien marcado. Es difícil conseguir ese término medio, pero ahí está la gracia del asunto.

Otro factor muy importante son los directos: si consigues que esas personas que están delante de ti lo pasen bien con tu actuación, vas a conseguir que se abran a lo que les estás contando, luego al terminar el concierto se acercan y te hacen preguntas sobre algunas cosas que has dicho, te preguntan si el grupo tiene algún disco o algo y al llegar a casa se descargan la música de tu grupo y con suerte se la recomendarán a sus conocidos.

Y lo más importante de todo, lo que cuentas tiene que ser sincero, y tienes que saber de lo que estás hablando. Si no, pasa lo que pasa y terminas escuchando a gente que en su vida ha dicho nada que no vaya más allá de presumir de todo lo que folla o de lo bueno que es rapeando, soltando pestes en el mismo tema contra el comunismo y luego nombrando de buen rollo al Che Guevara.

Gékah.- Yo personalmente no creo que sea una fobia. No creo que sea miedo, más bien indiferencia, costumbre, aquí muchos de los considerados "estandartes" por la gran mayoría de gente llevan sus buenos años dejando una frase tras otra sobre que "el politiqueo la come", "que todos son lo mismo", "que para escuchar mensaje ponen el telediario", etcétera. De hecho, nos llegaron a acusar de "telediario" en nuestra maqueta anterior, cosa curiosa puesto que no hay ningún tema político y los temas que hablan de algún tipo de mensaje social son minoría. Me gustaría saber qué opina esa misma gente ahora que sí que hemos sacado un trabajo cargado de política, aunque ya se sabe eso de que ahora está un poco más de moda sacar un disco con la dinámica de siempre pero metiendo uno o dos temas con mensaje para subirte al carro y a la vez abarcarlo todo.

Supongo que esas personas que a día de hoy siguen renegando de la crítica social, la política y de usar el rap como instrumento de combate necesitan que la situación se recrudezca aún más. Quizá son de esas personas que mientras sigan teniendo el smartphone y sus marchas los

"findes" creen que la cosa no está tan jodida, pero por desgracia ya llegarán tiempos peores y espero que ahí dejen de evadir la realidad y la enfrenten, que es como único podemos generar una verdadera semilla de cambio, con la unión se hace la fuerza y, tal y como dijo en su momento José Martí: "Si no luchas, ten al menos la decencia de respetar a los que sí lo hacen".

DJ Hombrecillo verde.- Si entendemos movimiento hip hop como grupos es posible que en Canarias seamos una minoría, pero creo que no sólo en Canarias, en la península en relación a la cantidad de grupos que existen, también son minoría, en América también son minoría. Si entendemos movimiento Hip Hop como público, creo que la cosa está mejor, no es para saltar de alegría, pero hay cada vez más gente que aprecia este tipo de rap combativo.

TR.- ¿Observan un paulatino aumento de la receptividad por parte de la juventud obrera hacia la música combativa, o perciben el mismo seguimiento que en los años previos a la crisis capitalista?

Geño.- Sí que la hay, ni de lejos tanto como debería pero sí que se nota un aumento y que al menos están más abiertos a oír lo que tienes que decir siempre y cuando te lo montes bien como decía en la pregunta anterior.

Lo que falta ahora es que tomen conciencia, de que se informen más y mejor, de que sean curiosos y curiosas y busquen información sobre las cosas que escuchan en las canciones, que vayan a charlas y debatan con la gente.

Gékah.- Yo sí que he notado un aumento en el modo en que el público agradece las letras con contenido reivindicativo. Quizá no se nota tanto en una red social o en una página de rap, pero sí que ves sus caras en los conciertos reaccionando a determinadas frases, al hacer una acapella o al final del directo cuando vienen y te preguntan si tienes disco porque las letras le llamaron la atención. También lo notas cuando das conciertos fuera del ambiente del hip hop y gente que no escucha o incluso que no soporta este tipo de música termina sorprendida porque las letras le han llegado de algún modo y ven en nosotros un aliado más con el que pueden contar. En ese aspecto sí que creo yo que hay una notable mejoría. Por suerte, hay bastante gente que, ante la situación de impotencia que vivimos, se ha vuelto más exigente con respecto a este tipo de cuestiones y creo que ahí podemos jugar un papel importante.

DJ Hombrecillo verde.- La crisis ha hecho que la gente se cuestione a base de palos y sufrimiento muchas cosas. En todos los ámbitos. Cada vez despierta más gente.

TR.- ¿Qué implicaciones puede tener el recrudecimiento de la represión por parte del Estado burgués en el nivel de conciencia de la clase trabajadora? ¿Cómo podemos hacerle frente?

Geño.- Para bien o para mal la crisis capitalista ha dado un golpe de realidad a muchas personas que se creyeron el cuento de la clase media, porque es un concepto elitista, o sea, decir "soy de clase media" es como... "no soy rico pero tampoco soy un muerto de hambre, tengo mi casa y mi coche" (hipotecados). ¿Qué pasa? Que llegó la crisis capitalista y les enseñó que ni la casa ni el coche eran suyos sino del banco, de repente el vagabundo que duerme en un cajero y pide comida en Cáritas deja de ser esa persona mugrienta y molesta que pide dinero, ahora es el vecino o podríamos ser nosotros mismos, y la realidad es que siempre hemos estado más cerca de ser vagabundos que de ser ricos, pero el capitalismo se encargó de hacernos creer lo contrario a través de la ideología dominante.

Es como el tema de los presos políticos, algo que es negado por el Estado, hay personas que llevan muchos años tragando cárcel y cumpliendo una condena equivalente a delito de sangre sin que cogieran un arma en su vida, pero simplemente por pertenecer a un partido político como ejemplo el PCE(r) que fue ilegalizado porque su discurso no le convenía al Estado criminalizando y llamando terroristas a todo el que estuviera relacionado con ellos.

Yo creo que, como antes muchos vivían medianamente bien con el famoso "Estado del Bienestar", se conformaban con ello y no se preocupaban por esa gente que luchaba por un Estado realmente justo. Ahora, con la crisis, vemos de cerca cómo llaman terroristas a los del SAT, a los de la PAH, e incluso a simples manifestantes que lo único que hacen es protestar por algo tan simple como que se cumpla lo que está garantizado por la Constitución española, imagínate qué serían capaces de hacer si la gente se organizara para exigir lo que realmente nos corresponde, que es un cambio de modelo económico que beneficia a la mayoría como es el socialismo-comunismo.

Ahora usan el término "enaltecimiento del terrorismo" tantas veces que ya no tiene valor ninguno, la Audiencia Nacional manda a detener y juzga a raperos o poetas por lo que dicen en sus textos o a gente que simplemente comenta o comparte un estado en una red social.

Entonces, al ver esto, hay gente que se da cuenta del rollo, de que quizás los "malos" no fueron tan "malos" como nos querían hacer creer, ni los "buenos" tan "buenos".

Es que realmente ¿quién está haciendo apología al terrorismo, una piba de veintipocos años que pone un comentario en Twitter o ver cómo los antidisturbios golpean con saña o van dejando tuertos a su paso con sus escopetas de bolas de goma? ¿Quién fomenta más odio, un pibe que se desahoga escribiendo canciones de rap o ver cómo la gente es sacada a la fuerza de sus casas porque no pueden pagar al banco que es rescatado con dinero público? Y ejemplos como estos hay miles cada día que justifican esos comentarios como mínimo.

Es evidente que la actual clase dominante quiere meter miedo, están deteniéndonos por pensar, porque se supone que no deberíamos estar pensando y mucho menos hacer pensar a los demás, sino hablando de Belén Esteban o del rendimiento de Messi o Cristiano en el terreno de juego.

¿Cómo podemos hacerle frente? Pues no dejándonos engañar por los miedos de desinformación (hay quien aún los conoce como medios de información) que llaman violentos a los vecinos del Gamonal, o a los manifestantes del 25S mientras, por otro lado, llama revolucionarios a los manifestantes nazis de Ucrania. Hay que salirse fuera de los medios oficiales, internet vale para mucho más que para ver porno, se puede conseguir muchísima información útil a través de páginas, blogs, documentales etc... No quiero decir con esto que hay que creerse todo lo que hay por internet porque podemos terminar creyendo en Annunakis, Reptilianos y paranoias por el estilo, sino usarlo para conocer la otra visión del mundo que los medios capitalistas no te van a contar porque va en contra de los intereses de sus dueños.

En resumidas cuentas, lo que hay que hacer es informarse y formarse hasta adquirir conciencia y organizarse y ser consecuentes en el día a día.

(Gékah) Las implicaciones básicamente son algunas de las antes mencionadas, la gente se vuelve algo más escéptica con los medios, más crítica con el sistema, algunos deciden dar un paso más y prueban a militar en algún partido o colectivo político. Se meten en debates sobre cuestiones de actualidad cuando antes lo ignoraban por completo... Bien es cierto que muchas de estas personas viven eso como un arranque de activismo o simplemente deciden aportar su granito de arena sin saber muy bien lo que están aportando ni a quién, pero al menos están abriendo las puertas al debate y de ahí puede salir algo. A base de compartir ideas, diferencias de opinión y participar en un acto u otro, puedes ir formándote una opinión mucho más sólida y válida que si simplemente te dedicas a ser indiferente ante todo esto. El sistema, en cierto modo, te OBLIGA a que te enfrentes al problema, lo malo es que a contrapartida el mismo sistema también te ofrece un sinfín de distracciones del mismo para poder evadirlo. Por eso es tan importante tener pensamiento crítico y saber hacer criba con toda la saturación informativa y condicionantes que te dan a cada segundo.

Para hacerle frente, lo mejor que podemos hacer son las dos o tres cosas que ya se han cansado de decir nuestros antecesores: formarnos, concienciarnos y organizarnos, y para eso hacen falta muchas horas de lectura, muchas horas de visionado de entrevistas, documentales, cine independiente, debates, discusiones, acudir a manifestaciones, charlas, etcétera. Es la única forma de ordenar la historia en nuestra cabeza, adquirir información de fuentes diversas y alternativas a la que nos vende la "mass media" y poder experimentar de primera mano cómo funciona el entorno político. Ya después de ahí es cuando podemos formarnos una opinión e ir moldeándola según nuestros propios criterios.

DJ Hombrecillo Verde.- Implicación es la clave, la gente debe implicarse, combatir junta. TODOS los grupos deberían denunciar este tipo de represión, todos los artistas de todas las disciplinas deberían montar en cólera, denunciar y apoyar a los artistas que han sufrido la represión. Tanto a los que pretenden condenar, como a los que ven sus conciertos vetados.

(Pincha en la imagen para escuchar "Guerra de Clases", de su disco "Síndrome de Diógenes II")

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook