tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Mar21112017

Última actualización05:21:01 PM GMT


Juana Rivas: La desobediencia tiene un precio

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Juana Rivas La desobediencia tiene un precio

El nombre de Juana Rivas se viene escuchando desde hace unos meses. Una mujer granadina de 36 años se separa de su pareja, Francesco Arcuri, de nacionalidad italiana, por malos tratos. Hasta aquí todo parece ser «normal». Violencia de género: una más.

Sin embargo, Juana Rivas, de ser víctima ha pasado a ser culpable por negarse a entregarle sus hijos a Arcuri, afincado en Italia, y fugarse con ellos desde el pasado 8 de agosto con dirección hacia España. Actualmente, los niños se encuentran residiendo en Carloforte (Italia) con su padre bajo la única protección del amparo legal que, según la consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, esperan se cumpla desde Italia porque desde España se hará todo lo necesario en «el marco de nuestras competencias».

Pero, ¿cómo se puede confiar en una legalidad que defiende al maltratador antes que al maltratado? En este caso vemos como Juana Rivas, a pesar de presentar varias denuncias por maltrato hacia su expareja (la primera en 2009 y la segunda en 2016) y de contar con el apoyo del Centro Municipal de la Mujer de Maracena (Granada) está siendo juzgada por sustracción internacional de menores y ha sido obligada a entregar a sus hijos a un hombre acusado de maltrato. Cabe decir que, Francesco Arcuri, no está siendo juzgado por maltrato y que el fallo ha establecido que no se considera que exista un «peligro grave físico o psíquico» para los menores y se invocaba una prueba pericial que demostrase que los niños no estarían a salvo con su padre.

Suele decirse que salvo el poder, todo es ilusión. En este asunto podemos ver como Juana Rivas decide actuar al margen de la ley porque no está encontrando ninguna solución para evitar entregar a sus hijos a su expareja. La ley, es decir, el poder con el que no cuenta Juana Rivas, no está diseñada para defender los derechos de los ciudadanos sino para beneficiar tan sólo a unos pocos. Si la ley fuese justa, ¿no estaría Juana Rivas en casa con sus hijos?

La justicia que debería haber amparado a Rivas se vuelve contra ella. Se acusa a Rivas de no ser una persona estable emocionalmente para el cuidado de sus hijos y se la acusa también de haber sacado a los menores de Italia sin el consentimiento paterno. Por este motivo los menores deben reunirse inmediatamente con su padre, en virtud del Convenio de La Haya (1980). La justicia burguesa le recuerda a Juana Rivas, mediante un brutal padecimiento, que la justicia no puede tomarse por la mano.

Cabe decir que, además, Rivas ha visto cómo sus recursos para intentar mantener a sus hijos con ella siempre caían en saco roto porque la justicia se las arreglaba para entorpecer sus avances, ya que la Audiencia Provincial de Granada especulaba qué hubiera pasado si el padre hubiera trasladado a los menores de manera ilegal sin el consentimiento de la madre. Parece que la justicia se olvida aquí de que Juana Rivas no presenta dos denuncias por maltrato. Los derechos nunca representan favorablemente a la clase trabajadora, sino a quienes crean estos derechos.

Juana Rivas, también, sirve para enseñar de forma sutil que cualquier tipo de desobediencia a las leyes de la burguesía no acaba bien. Por esto mismo, tanto a la directora como a la psicóloga del Centro Municipal de la Mujer de Maracena (Francisca Granados y María Teresa Sanz, respectivamente) se las acusa de un delito contra la administración de justicia por haber podido participar en los hechos como colaboradoras, inductoras o encubridoras.

La consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, Ana Rosa Aguilar, vuelve a expresar su voluntad de ayudar a Juana Rivas mientras reitera que desde la Junta «siempre se ha querido estar en el marco de la legalidad». La legalidad no es válida si la ley tan sólo favorece a unos pocos porque las leyes deben proteger los derechos de todos. La clase obrera tiene ahora el deber de desobedecer porque las leyes burguesas no representan nuestros derechos.


www.elmundo.es/andalucia/2017/09/15/59bbf8a3e5fdea562a8b45a5.html

www.infolibre.es/noticias/politica/2017/07/28/por_que_juana_pierde_sus_hijos_pesar_condena_por_maltrato_68146_1012.html

www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=10&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwjx6tfAlKjWAhWMDBoKHXMKCMYQFghgMAk&url=http%3A%2F%2Fwww.publico.es%2Fsociedad%2Fandalucia-pide-al-gobierno-atento-proteccion-hijos-juana-rivas.html&usg=AFQjCNE_T_sKXSfLwMPh-7xaXTkjN1m4xA

politica.elpais.com/politica/2017/08/25/actualidad/1503643451_273273.html

elpais.com/elpais/2017/08/27/album/1503845230_911814.html#1503845230_911814_1503845297

elpais.com/tag/caso_juana_rivas/a

www.diariosur.es/andalucia/juana-rivas-podra-20170915145227-nt.html

www.elmundo.es/sociedad/2017/09/13/59b96dd7468aeb097e8b465d.html

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook