Entrevista con Fisura Producciones: "Nuestra aspiración siempre será disputar la hegemonía cultural con las grandes plataformas comerciales"

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Tinta Roja ha tenido el placer de entrevistar a Fisura Producciones, una red cooperativa artística que plantea una alternativa de auto-organización cultural fuera de los márgenes de la actual producción musical capitalista. Una muy buena oportunidad para charlar con ellos acerca de las nuevas formas de difusión y producción musical, cómo afecta la crisis capitalista a los jóvenes músicos y el sentido de la cultura. Esperamos que la disfrutéis y sigáis nuestro especial "Música y Revolución".

Tinta Roja: ¿Quiénes componen y qué tipo de música hace Fisura Producciones?

Fisura Producciones: Fisura Producciones está compuesta por cuatro áreas: Rap, Sound System, Audiovisuales y Grupos; coordinadas entre ellas en colaboraciones y realizando proyectos propios desde el marco que proponemos.

Fisura nace de dos procesos o dos situaciones: una, germina entre mú[email protected] jóvenes pertenecentes a diferentes grupos de Madrid que ven un panorama muy complicado para continuar su trayectoria musical; por otro lado, un proceso de precarización del trabajo creativo y técnico que siempre ha estado unido, y quizás ahora más que nunca, a la organización de eventos culturales y de producción musical. Paralelamente a los continuos ataques a nuestros derechos se produce un proceso de empobrecimiento cultural muy grave, una vanalización del proceso cultural y lo que conlleva. que entendemos no solo nos afecta a los mú[email protected] o trabajadores, sino que tiene su repercusión en la sociedad entera.

Por estas razones decidimos crear una red de personas dedicadas a la música, el diseño, el audiovisual y otras manifestaciones creativas. Fisura es un proyecto de reflexión y actuación a todos los niveles, e impulsa procesos de aprendizaje y cooperación que traten de construir otro modelo de relaciones culturales, incitando a la sociedad a jugar un papel activo en todo esto. Más allá de los contenidos en sí mismos, Fisura es una herramienta a través de la que pretendemos liberar estos procesos, donde caben diversos géneros, estilos, formas y disciplinas.

Tinta Roja: ¿Cómo se sitúa Fisura ante una industria musical en plena decadencia (crisis, piratería, etc.)?

FP: En el mundo de la música existe una élite privilegiada de discográficas, sellos, productores y grandes empresas que solo mira por sí misma e intenta, en la medida que puede, hacer que todo siga funcionando en su beneficio. Sin embargo, a pesar de ese esquema, los medios son mucho más accesibles. Internet, el nuevo marco de intercambio, ha hecho tambalear todo. Creemos que la propiedad intelectual asociada a las licencias copyright no enriquece culturalmente y establece, además, un sistema que genera profundas desigualdades. Dicho esto, y siendo defensores del copyleft, creemos que para que haya un cambio real se necesitan además otros factores: medios de difusión de contenidos, procesos de formación que fomenten el aprendizaje, modelos de producción cooperativos, no competitivos, capacidad de organización, etc.,

Trabajamos con las bandas para llegar al mismo fin, no las utilizamos como medio para lucrarse bajo la premisa del máximo beneficio. Aquí es donde se sitúa Fisura, creando espacios, tejiendo redes entre personas y proyectos diferentes para romper con esa mecánica empresarial. Nuestra aspiración siempre será disputar la hegemonia cultural con las grandes plataformas comerciales. Aunque la industria parezca en crisis, si no organizamos el golpe no va a caer por sí sola.

Tinta Roja: ¿De qué manera entiende Fisura Producciones las nuevas formas de transmisión musical (Youtube, soundcloud, spotify, etc.) y la utilidad de estas?

FP: Sin duda, esas nuevas formas han mejorado la capacidad de intercambio a un nivel impensable. Pero este tipo de plataformas generan un mito con trampa: Tenemos en la mente que todo lo que existe está contenido en una u otra plataforma. Por ejemplo, nos dirigimos a Spotify como si entendiéramos que contiene toda la música del mundo. Esto es peligroso ya que nos hace depender de los criterios (siempre mercantiles) de estas compañías. Somos capaces de mostrar al mundo lo que hacemos de forma instantánea, sí, pero son estas empresas las que controlan los canales al margen de los creadores y, por tanto, los que deciden las condiciones contractuales en función a su interés. Es una forma de control, de sacar tajada de lo que hacen otros. Mientras, se enmudece el debate sobre qué relaciones son las mejores entre los trabajadores de la cultura, las discográficas, estos medios de comunicación y la gente; y la realidad es que, al final, la desigualdad no ha cambiado, simplemente las plataformas de difusión.

No obstante, en todo muro hay brechas, y vemos en la gestión de estas herramientas (al igual que en las redes sociales) algo necesario dadas las circunstancias. No queremos que la gente se conforme con ser consumidores pasivos de cultura, queremos que se interesen por cómo se produce y en qué condiciones, es lo único que puede mejorar la situación. Dada la coyuntura actual, llevar a cabo esta labor sería impensable sin apoyarnos en este tipo de herramientas. Sin embargo, no todas las plataformas son iguales y vemos en algunas de ellas la posibilidad de reapropiación al servicio de la cultura y de la gente. Plataformas como Mixcloud, con una política de derechos más abierta, pueden ser un paso adelante en esta dirección. Intentamos utilizar estos medios de forma complementaria a las grandes plataformas y fomentar su utilización. Por ejemplo, aunque tenemos una cuenta propia en Soundcloud (red social masiva de música), estamos creando una cuenta de mixcloud y vamos a trabajar en impulsar y priorizar su uso. Esa es nuestra línea de trabajo; partir de la situación actual para, a través de lo que por ahora tenemos, aportar nuestro granito de arena en una transformación de los medios de transmisión cultural.

Tinta Roja: ¿Qué tipo de alternativa proponéis ante los actuales medios de producción, grabación y distribución musical?

FP: Para empezar, nos salimos de la lógica de generar bienes culturales como bienes de consumo. Somos diseñadores, programadores, té[email protected] de sonido o grupos de música que estamos [email protected] de que la única manera de desarrollar los proyectos que nos motivan sea pagarlos de nuestro bolsillo. Esto es un problema porque significa que nuestra creatividad ( nuestra vida para los que vemos en esto nuestra vocación) acaba desarrollándose con la necesidad de venderse, de ser rentable, y en ese juego siempre acaban ganando los mismos. Tenemos que generar cultura fuera de este marco, sin necesidad de jefes, sin intermediarios, desde la horizontalidad y la auto organización, y vemos que ahora es posible. Estamos en un momento de relativo abaratamiento de los medios de producción, grabación y distribución musical. Las grandes plataformas están perdiendo volumen y cada vez más trabajos se realizan de forma autónoma. Esto es una oportunidad para organizarnos y disputar la hegemonía cultural frente a las plataformas culturales especuladoras y comerciales. Esto, creemos, se consigue poniendo en común a todas aquellas personas que trabajan en este ámbito para organizar el desarrollo de estos proyectos bajo condiciones justas, de mutuo acuerdo y en igualdad de condiciones. De ahí nuestra forma de organización en las diferentes áreas de Sound Sistem, Audiovisuales, Rap y Grupos.

Tinta Roja: ¿Creéis que la música puede cumplir un papel revolucionario? En ese caso, ¿cómo se concretiza esto en esta época de crisis capitalista y aumento de las luchas sociales?

FP: No sólo la música, todo el dispositivo cultural. Para producir un cambio profundo, sea social o político, se requiere una transformación en las formas de vivir de la gente, algo con lo que la cultura tiene mucho que ver. Hoy en día las posibilidades que tenemos para transgredir los modelos culturales dominantes son escasas, están condicionadas por el capitalismo. Esto significa, por ejemplo, que tenemos que encontrar un empleo para comer, en condiciones de vida y trabajo cada vez más precarias, lo cual implica introducir la necesidad de buscar rentabilidad en lo que haces, la cultura consiste en crear productos vendibles. [email protected] vemos la crisis también como una oportunidad, en el sentido de poder darle un vuelco a esto. Estamos viviendo un proceso de auto organización de la gente que desemboca en proyectos como el nuestro: mejorar nuestras condiciones de vida a través de la cooperación y no de la competencia. Al igual que la educación o la salud, queremos que la sociedad vea que la cultura tiene la misma importancia y nos afecta. Formalmente, a través de los contenidos, es evidente el papel de la música, y de otras disciplinas, como herramienta de denuncia, reivindicación o de visibilidad, siempre que, además, se cambien los procesos desde los que estos se generan

Tinta Roja: ¿Participáis alguno de los miembros de Fisura en alguna organización o estructura de lucha?

FP: Como se ha podido ver en las anteriores preguntas, nosotros entendemos Fisura como un proyecto de lucha, en un campo quizás menos trabajado como es la generación de cultura, pero en el que se establecen relaciones tanto laborales como sociales que vemos necesario transformar. Respecto a la relación con otras luchas, por supuesto que muchos de nosotros también participamos en otros espacios, pero Fisura es un colectivo con autonomía completa de cualquier otra organización o estructura. Y, por supuesto, para participar no existe ningún tipo de exigencia a nivel ideológico más allá de los principios sobre los que se cimenta el proyecto.

Respecto a la colaboración con otros colectivos y organizaciones políticas, Fisura nunca ha tenido problema en trabajar con ellas, e incluso en ocasiones se les ha dado un trato especial, por ejemplo,en trabajos que nos han ofrecido para actividades recaudatorias cuya causa las personas que lo han realizado apoyaban. En cualquier caso, cada proyecto de trabajo se debate y aprueba en las áreas que van a participar, por lo que no existe una regla general, cada caso se atiende de forma concreta.

Tinta Roja: Una reflexión para finalizar la entrevista

FP: Nos gustaría invitar a vuestros lectores a reflexionar en torno a lo que entendemos por cultura y de dónde deriva su importancia.

Aunque parezca algo sencillo, algo que todos entendemos de forma casi inconsciente, si nos ponemos a intentar explicar lo que es veremos que no es tan fácil como parece. No sólo es sinónimo del desarrollo de patrones de vida de un grupo social, también su forma de expresar esta experiencia vital.

La cultura por tanto es social, todas las personas participan en ella de una u otra manera. Y como tal, no podemos limitarnos a consumirla pasivamente como si se tratará de un producto mercantil. En la época en la que nos ha tocado vivir, cuando los medios de comunicación permiten poner en contacto a personas de forma instantánea desde cualquier punto del globo, hay que ser más conscientes que nunca de que cada uno de nosotros y nosotras tenemos la responsabilidad de defender una cultura libre, así como de transmitir lo que nos gusta, apoyar a los creadores y contribuir para que sea la gente quien decida, y no los estudios de mercado.

Tinta Roja: Muchas gracias por vuestro tiempo.

FP: A vosotros. Muchas gracias por hacernos un hueco, ha sido un placer poder contestar a nuestras preguntas.

¡Nos vemos en las calles!

 

Pincha en el logo de Fisura Producciones para entrar en su perfil en Soncloud

AddThis Social Bookmark Button