tintaroja.es


Síguenos en:

rss

Instagram CJC

YouTube
en Facebook
en Twitter

Dom19082018

Última actualización04:00:00 AM GMT


Organizar la lucha feminista para la victoria de clase

  • PDF

Visibles los límites históricos del capitalismo, cuando tampoco el señuelo de un patriarcado de rostro amable, que retrocede gradualmente en el marco del estado burgués de dominación puede ya ofrecerse a trabajadoras y capas populares para mantenerlas dentro del consenso dominante, urge dar respuesta política y organizativa que confrontando con la hegemonía de socialdemocracia y reformismo sitúe en el horizonte la construcción del socialismo.

Lola Jiménez

El tiempo sin abordar el trabajo con rigor, la falta de análisis propio que nos hiciera avanzar y, la imposibilidad de armar una respuesta clara desde el feminismo de clase, no nos colocó en las mejores condiciones de disputa. Hasta hoy.

Se desmorona el mito del retroceso patriarcal, a la vez que se conforma la conciencia de que dentro del capitalismo para la clase obrera no hay salida positiva ni futuro posible, excepto el de la explotación, evidenciándose que dentro de dicho sistema decadente no es posible superar el patriarcado más allá de las formalidades estéticas. Desenmascaremos a quienes intencionadamente confunden y engañan al hablar de retorno del patriarcado cavernícola de la mano de gobiernos conservadores.

Pongámonos beligerantes explicando que el collar de la opresión patriarcal, con sus distintos perros, acude necesariamente en ayuda de los gobiernos de la oligarquía, al igual que antes colaboró con los distintos gobiernos gestores de los intereses de las clases dominantes e intentan hacer pagar a la clase obrera en general y a las mujeres trabajadoras en particular un altísimo precio para sobrevivir a la crisis estructural que les asola. Si la sobrexplotación, el plustrabajo y la opresión es su receta, haremos de enterradoras de ambos desde la lucha organizada y de masas de las mujeres trabajadoras y capas populares, que en un proceso de acumulación de fuerzas vaya situando en el horizonte del conjunto de la clase el socialismo como salida a la crisis sistémica.

Con nuestro desigual trabajo de masas habremos de batallar, ahí donde participamos, para colocar que la disyuntiva única, vigente y posible es la de socialismo o barbarie. Hacer hegemónico el discurso de que no podemos aspirar a la liberación de género en ningún otro escenario ni de ninguna otra manera que con una articulación correcta de la lucha por esa liberación dentro de la general de clase. Alinear en el empeño a quienes comparten que la lucha anti patriarcal es algo más que cuestión de legislación y números pares, pero también trascendiendo los marcos organizativos existentes y hacer un trabajo directo de masas. Concienciar y conectar con ese 50% de nuestra clase que encuentra titánico e imposible participar en la lucha tras dobles y triples jornadas. Batalla de ideas que se debe librar de modo constante y planificado, la discriminación y la opresión se sufren a diario y la derrota de los sistemas de dominación será un proceso duro, cuya duración dependerá de lo que tardemos en enfrentarlos directamente. En lo organizativo caminaremos en solitario o acompañadas, para sin demora ir haciendo confluir y orientando las luchas contra el patriarcado y por los derechos de las mujeres en un espacio más amplio, con el conjunto de la clase, en un Frente Obrero y Popular por el Socialismo.

Como casi siempre, ahí no acabará el trabajo para nosotras, pues hasta el triunfo completo de las relaciones comunistas de producción la participación activa de la organización de masas de la mujer será precisa para eliminar residuos del pasado y para combatir cualquier intento de perpetuar o reproducir cualquier forma de opresión de género.

AddThis Social Bookmark Button

Enlaces

 

Campañas de la Juventud Comunista

mos   luchar

Síguenos en Twitter


Síguenos en Facebook